El sindicato UGT en Andalucía se personará como parte en las diligencias previas abiertas por un juez de Sevilla que investiga presuntas irregularidades en la gestión de los fondos para formación para desempleados.

Así lo ha anunciado este lunes el secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa posterior a su primera reunión institucional con la nueva presidenta de la Junta, Susana Díaz, junto al secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero.

El sindicato ha indicado que se han personará "en defensa de UGT-A y comunicando domicilio a efectos de posibles notificaciones, toda vez que "queremos tener conocimiento sobre cual es la situación en que se encuentra la apertura de diligencias previas". No obstante, no ha aclarado si se presenta como acusación o como parte perjudicada en el proceso.

Fernández Sevilla no ha querido profundizar en esta decisión alegando que "no era el tema del encuentro informativo" y tampoco quiso hablar sobre el presunto mal uso de subvenciones de formación; y ha apuntado que en la reunión con Díaz este asunto "se ha tocado dentro de la situación general, donde se ha expresado la voluntad de clarificar cualquier cuestión y potenciar la transparencia y trasladarlo a los ciudadanos para que tengan la certeza de que cualquier recurso se destina al fin que se plantea y que no hay irregularidad".

No obstante, el dirigente de UGT-A sí ha aprovechado para recordar que el sindicato tiene abierta una comisión de investigación interna para "clarificar los hechos", de forma que "cuanto los tengamos con certeza conocerán el resultado de toda la investigación; queremos dar una respuesta que no sean evasivas, sino producto de un análisis".

Un juez de Sevilla ha decidido incoar diligencias previas tras recibir la denuncia de Manos Limpias —que ha sido posteriormente ampliada hasta en cinco ocasiones— contra el sindicato UGT-A por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental y apropiación indebida ante el uso "indebido" de fondos de formación para desempleados, así como por presuntos delitos contra la seguridad de los trabajadores, la Seguridad Social y la Hacienda Pública.

Tras recordar que la Junta ya dijo que va a ser "implacable" para potenciar la transparencia, Fernández Sevilla ha ratificado su voluntad de "estar en la línea de transparencia total de la actividad de la organización en todas y cada una de las materias".

Respuesta de carbonero

Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, tampoco quiso responder tras ser preguntado por la situación de su secretario de Organización y Finanzas de CCOO-A, Migue Ángel Soto, imputado por presuntas irregularidades en el uso de subvenciones y fondos públicos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.