El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha solicitado el archivo de las actuaciones iniciadas tras el 'escrache' sufrido el pasado 11 de abril a la salida de la clínica Doctor Sanz Vázquez de Guadalajara.

Tras dichos hechos, Antonio Román compareció el 16 de abril ante la Comisaría Especial del Congreso de los Diputados con la finalidad de que quedara constancia de los mismos por si pudieran derivar en otros de mayor gravedad, aunque no presentó denuncia contra persona alguna.

A través de este acoso, tal y como recuerda el Consistorio alcarreño en nota de prensa, algunas personas "intentaron coaccionar a Antonio Román en la toma de decisiones en su condición de diputado nacional y Alcalde".

La decisión de archivar las actuaciones "se debe a que Antonio Román no ha vuelto a sufrir otros acosos, renunciando a ejercer acciones penales o civiles contra los hechos acaecidos".

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de abril, cuando Román acudió a la clínica privada en la que el alcalde desempeña su trabajo. Además, los participantes en el 'escrache' intentaron también acudir a una entrega de premios que organizada por la Asociación de la Prensa de Guadalajara, aunque Román no asistió al acto.