La Diputación de Cáceres ha finalizado las obras de acondicionamiento del trazado de la carretera CC-10.2, que discurre entre el municipio de Guijo de Galisteo y la CC-13.7, enlace, a su vez, que une las poblaciones de Morcillo y Montehermoso.

Según ha informado la Diputación de Cáceres en nota de prensa, "la vía ya se encuentra totalmente abierta al tráfico" después de la finalización de una actuación ejecutada por la empresa SENPA prevista en el Plan Integral de la Red de Carreteras de la institución.

Se trata de una actuación "muy solicitada" por los vecinos del entorno y se ha efectuado en tres fases durante los tres últimos años. La de 2013 ha contado con un presupuesto de casi 100.000 euros, al que hay que unir los 1,9 millones invertidos en las fases previas.

Cabe señalar que la vía tenía en origen cuatro metros de ancho y aproximadamente siete kilómetros y medio de largo, y que tras el acondicionamiento dispone un ancho, tanto de calzada como de plataforma, de al menos 5,5 metros. Asimismo, cuenta con la apropiada señalización de tránsito vertical y horizontal así como con las "medidas de seguridad pertinentes".

En esta línea, el responsable del área de Infraestructura y Cooperación Municipal de la Diputación de Cáceres, Saturnino López Marroyo, ha señalado que la "la finalidad última es acondicionar una carretera existente a fin de adaptarla a la normativa vigente", al tiempo que ha recalcado que también "para adecuarla en lo posible a los requerimientos del tráfico que actualmente la está utilizando, procurando integrarla en la medida de nuestras posibilidades en la estética del entorno".

Próximas actuaciones

Además, López Marroyo ha adelantado que "a comienzos de octubre se iniciarán las obras de acondicionamiento en otras cinco carreteras de la provincia", unas actuaciones que deben estar finalizadas "antes del 31 de diciembre".

Concretamente se trata de la carretera CC-136 de Segura de Toro a Casas del Monte, ubicadas en la localidad cacereña de Plasencia; la CC-50 que une Ibahernando con la nacional N-V; así como la CC-121 que enlaza Navezuelas-Retamosa con Roturas, situada en las Villuercas.

Del mismo modo, habrá actuaciones en la CC-110 en Casar de Palomero por Azabal y Pedro Muñoz, ubicadas en Coria, y la CC-3.2 de Cilleros con la EX - 2015.

Según recoge la nota, el mencionado Plan integral de carreteras de la Diputación de Cáceres está invirtiendo a lo largo de esta anualidad 2013 más de seis millones de euros en la adecuación y mejora de la red viaria provincial.

Asimismo, se están acometiendo más de una quincena de actuaciones en las áreas de Coria, Plasencia, Cáceres y Villuercas-Ibores-Jara, las cuatro zonas en las que quedó dividida la provincia cuando se diseñó el plan de carreteras, sobre las vías en las que "no se había invertido aún y que lógicamente se encuentran en peor estado", según el responsable de carreteras de la institución provincial.

En este sentido, López Marroyo ha resaltado que para el equipo de gobierno de la Diputación de Cáceres "sigue siendo prioritario invertir en la Red de carreteras", al tiempo que ha insistido en que "no sólo por la seguridad y bienestar de los ciudadanos, sino también por la economía y el desarrollo de cada uno de los territorios y las comarcas de la provincia".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.