La Plataforma por el Derecho al Descanso va a presentar alegaciones a la Ordenanza contra la Contaminación Acústica y Ruidos en los próximos días, una norma que ha salido a exposición pública la pasada semana, ya que consideran que algunos de sus puntos son "ilegales" o "nulos" de pleno derecho.

Según ha señalado a Europa Press una de las portavoces de la plataforma, Emilia de la Serna, "la ordenanza contra el ruido va en contra de principios como la prevención y la cautela, establecidos en la normativa andaluza, estatal y europea", y es por ello que ha anunciado algunos de los puntos "claves" de las alegaciones que van a presentar en los próximos días.

Así, ha destacado que el hecho de que la norma "permita" la existencia de bares de copa y discotecas en edificios no colindantes de vecinos, "no protege a los afectados por el ruido", pues, según ha explicado, "una terraza en la calle no se considera edificio colindante y, sin embargo, sí transfiere ruido a los vecinos por la calle".

De igual modo, ha censurado que se establezca un límite de 90 decibelios para locales como karaokes, situados en edificios colindantes, "cuando ese límite es el mismo que tiene una discoteca", ante lo que ha asegurado que este tipo de actuaciones provocan un "foco brutal de contaminación acústica".

Lamenta el "blindaje" a determinadas actividades

Otro de los puntos "joya" que ha resaltado la portavoz, es que, en palabras de ésta, "no se puede prohibir la medición antes de la 1,00 horas, en vez ir a medir cuando se está produciendo el ruido", así como "no se puede prohibir la medición en veladores, cuando tienen la obligación de medir a un metro y medio de la pared del local". En este sentido, ha manifestado que actuaciones de este tipo son "nulas" y solo indican que "lo que buscan es blindar estas actividades".

Igualmente, ha advertido que con la ordenanza se puede pedir hacer una modificación de licencia "muy fácilmente sin control de ningún tipo", llegando a poder emitir a 90 decibelios, que es el máximo permitido por Ley para una discoteca, como ya hemos mencionado antes, al tiempo que ha añadido que también "se permite que en cualquier local se puedan hacer actuaciones en directo sin autorización". Todo ello apunta al "beneficio de la hostelería y no de los afectados por el ruido", afirma.

Piden a zoido que los reciba

Al hilo, ha recordado que hace año y medio que solicitaron una reunión con el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), y que a día de hoy "no han recibido respuesta alguna", por lo que solicitan que sean recibidos "para que les expliquen cómo piensan proteger a los afectados".

Por último, De la Serna ha pedido "respeto" y que "se escuche a las partes afectadas", ya que, como apunta, "hay medidas fáciles que pueden hacer para reducir los ruidos y no las hacen", lo que ha calificado de "absoluta desatención".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.