El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha avalado este lunes la salida a la venta de Novagalicia Banco, toda vez que supondrá poner fin a la "incertidumbre" sobre esta entidad. A este respecto, ha expresado su deseo de que ésta pueda trabajar de forma "autónoma" y mantener su domicilio fiscal y su negocio "centrado en Galicia".

Preguntado en rueda de prensa, el dirigente popular ha revelado que los actuales responsables del banco tienen su misma opinión sobre el proceso de venta. "Sabiendo que tiene que ser disuelta, solicitan que se aclare cuanto antes la incertidumbre sobre el propietario y la dirección de la entidad en el futuro", ha remarcado.

"Es fácil de comprender", ha razonado, convencido de que así ocurre en todo tipo de organizaciones. "Si yo estoy pendiente de si voy a seguir siendo portavoz, intentaría dejar las cosas listas para el que venga, pero no planearía cosas para el futuro", ha ejemplificado, para subrayar que ésta es la posición de la actual directiva de NCG.

Además, como ha dicho Puy Fraga, alargar la interinidad de la dirección podría "provocar, con el paso del tiempo, una depreciación de la propia entidad y una pérdida de posiciones en el mercado".

Al pp "no le parece mal"

Con estos argumentos ha justificado su rechazo a la visión del PSdeG, que pide que, al menos, se consuma el plazo reflejado en el memorándum de entendimiento para el rescate de la banca española y no se proceda a la venta de Novagalicia Banco hasta 2017.

En cuanto a su partido, ha apuntado que "no le parece mal" que se abra este proceso, a la vista de que "hay entidades interesadas en adquirir el accionariado de Novagalicia" y dada "la incertidumbre y el hecho de que antes o después va a tener que ser resuelta".

En todo caso, lo que ha querido dejar claro es que este proceso "depende exclusivamente del FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos". "La Xunta no tiene ninguna competencia desde el momento en que se produjo la entrada del capital público procedente de Bruselas", ha apostillado.

Sus preferencias

Preguntado si preferiría que NCG Banco fuese adquirida por un fondo extranjero o por un banco español, Pedro Puy ha sostenido que el mejor escenario sería el que permita a la entidad mantener "su domicilio social y su ámbito de negocio fundamental" en Galicia.

"Lo que es importante es que se mantenga como entidad independiente", ha abundado, desde la óptica de que "un banco que tiene la mayor parte de su negocio en un territorio, lógicamente apoyará los proyectos de ese territorio", mientras que dentro de "una base territorial más amplia", lo gallego "no será tan prioritario".

A renglón seguido, ha señalado que "parece" que existe una oferta por NCG de un fondo extranjero. "Y el propio Banco Santander, que pasa por ser el emblema de la banca española, está participado por fondos extranjeros en más de la mitad de su capital", ha subrayado, dejando entrever que ésta podría ser una salida para el banco gallego.

Y es que, siguiendo sus propias palabras, "el problema no es el propietario del capital, sino la existencia de una entidad que se centra en un territorio porque ahí tiene su negocio fundamentalmente".

Niega oscurantismo

Pese a sus preferencias, ha dejado claro que la venta se llevará a cabo a través de un procedimiento competitivo, sujeto, por tanto, a las normas de igualdad.

Al respecto, tras oír críticas sobre el oscurantismo con el que se está llevando a cabo la venta, ha recordado que el presidente de la comisión rectora del FROB —la persona que "tomó la decisión de hacer esta operación en estos momentos"— compareció en el Congreso para dar cuenta de la situación de la banca española y, así, también de NCG.

Así las cosas, ha negado ese "oscurantismo" y ha recalcado que la venta se hará "de acuerdo con lo que marca la ley". "Lo lógico es que el proceso sea transparente, competitivo y que se tengan en cuenta aspectos relacionados con la base territorial", ha finalizado, deseando que "el resultado final sea el mejor para Galicia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.