La Guardia Civil ha recuperado en un control de carretera en la A-92 un total de 13.634 cajetillas de tabaco, valoradas en más de noventa mil euros, que habían sido sustraídas en un estanco de Málaga durante la madrugada del pasado sábado.

Esta actuación se ha saldado con la detención de un individuo de 31 años, vecino de Madrid, de nacionalidad rumana, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, el cual ya ha pasado a disposición del juzgado de guardia de Loja (Granada).

El detenido fue interceptado en la A-92 el pasado sábado sobre las 9,00 horas a la altura del kilómetro 203, en el término municipal de Huétor Tájar (Granada), cuando circulaba en dirección a Granada conduciendo una furgoneta. Éste reconocería un poco más tarde que venía de Málaga y se dirigía hacia Madrid, según informa en un comunicado el Instituto Armado.

Cuando los agentes inspeccionaron la furgoneta vieron que transportaba veintinueve cajas de tabaco cuya procedencia legal el conductor, y a la postre detenido, no pudo acreditar. Además del tabaco encontraron una sierra, una palanqueta y guantes; así como una caja de plástico con cuatrocientos setenta y dos euros en monedas y una cajetilla de tabaco de plástico con luz que era un reclamo publicitario.

Han sido precisamente estos dos últimos objetos, el reclamo publicitario y la caja con las monedas, las que han servido para demostrar que el tabaco que transportaba el individuo detenido procedía de un presunto robo.

No obstante, antes, la Guardia Civil se trasladó con la furgoneta y el joven hasta el Puesto de Loja para hacer gestiones y averiguar de dónde procedía el tabaco, y tras comprobar que en Granada ningún estanco había sido asaltado, los agentes se pusieron en contacto con la provincia de Málaga y así averiguaron que justo en ese momento el Cuerpo Nacional de Policía investigaba un posible robo en un estanco de la capital malagueña.

Los presuntos ladrones habían asaltado dicho estanco haciendo un butrón desde el cuarto de contadores del edificio anejo y una vez dentro se habían apoderado de la importante cantidad de tabaco que las víctimas guardaban en el almacén.

La Guardia Civil ha devuelto el tabaco robado a sus legítimos propietarios y éstos se han mostrado muy agradecidos a los agentes del Puesto de Loja, ya que de no haberlo recuperado, comentaban, hubieran tenido que cerrar el estanco al no haber podido afrontar la deuda, ya que era la tercera vez que le robaban en poco tiempo.

Consulta aquí más noticias de Granada.