El director de la Policía, Ignacio Cosidó, se ha reunido este lunes con los responsables de la operación 'Minerva' en el puerto de Algeciras (Cádiz), un dispositivo especial coordinado por la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) para combatir la inmigración irregular y reforzar la seguridad del espacio Schengen y que concluye hoy con 714 inmigrantes interceptados, de los cuales 66 eran menores, cuando intentaban entrar de forma irregular en territorio español.

La operación 'Minerva', según informa en un comunicado el Ministerio del Interior, se ha desarrollado durante mes y medio y en ella han tomado parte un total de 17 estados miembros, además de observadores de Moldavia y Ucrania, con agentes expertos en la detección de documentos falsos y guías caninos adiestrados en la localización de personas.

La Policía Nacional ha participado en esta operación, —desarrollada en los puertos gaditanos de Algeciras y Tarifa, además de Ceuta—, con expertos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y agentes de las plantillas de la jefatura Superior de Ceuta y la Comisaría Local de Algeciras.

Este trabajo ha supuesto la operación "más eficiente" de todas las organizadas por Frontex, según ha constatado la agencia. Se han detectado 714 inmigrantes que trataban de entrar de forma irregular en territorio Schengen, de los cuales 66 eran menores y se ha detenido a 59 personas que intentaban introducir a inmigrantes en Europa, algunos de ellos previo pago de "altas cantidades de dinero". Asimismo, se han llevado a cabo 84 denegaciones de entrada y se han detectado 127 documentos falsos.

Gracias a la "rápida" intervención de los agentes que han realizado los controles de entrada se ha podido salvar la vida de muchas de estas personas que llegaban hasta nuestro país en condiciones "muy precarias de salud", debido a los procedimientos utilizados para eludir el control fronterizo. Según Interior, algunos de ellos viajaban ocultos en los motores de camiones y autobuses, soportando altas temperaturas, o en espacios muy reducidos y dobles fondos de vehículos sin posibilidad de moverse y respirar normalmente.

De los 24 casos de esta naturaleza registrados, en concreto en uno de ellos, "su pronta detección y los primeros auxilios prestados por los policías evitaron su fallecimiento, como así fue reconocido por los facultativos que le prestaron asistencia posterior".

La operación 'Minerva' ha puesto de manifiesto que la colaboración y la coordinación a nivel nacional, europeo e internacional "son elementos clave en la lucha contra la delincuencia grave y organizada en general y contra las organizaciones que promueven la inmigración irregular".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.