El mayor número de incendios forestales provocados tiene en su origen a una persona cuya motivación más frecuente es "cometerlos sin sentido aparente, fruto de algún trastorno", según la Memoria de la Fiscalía General del Estado 2012, presentada este lunes con motivo del inicio del año judicial.

Así, la memoria detalla cinco perfiles psicosociales de los responsables de los incendios, a los que se ha llegado a partir de la elaboración de cuestionarios, una práctica "pionera" a nivel internacional para este fin a partir de un análisis de conglomerados bietápico y análisis de bivariantes-tablas de contingencia.

Concretamente, detalla la existencia del perfil del incendiario agrícola, que suele producirse por imprudencias punibles; el ganadero/interfase, en el que la motivación del incendio suele ser también la imprudencia punible, aunque no se puede descartar también la venganza.

Además está el incendiario forestal, cuya motivación más frecuente es cometerlos sin sentido aparente, fruto de algún trastorno. A este le sigue el perfil del forestal desde pista, en el que también la motivación es sin sentido aparente o fruto de algún trastorno y, por último, el incendiario agrícola/cinegético, en el que la motivación más frecuente es la obtención de algún beneficio.

Esta clasificación es resultado de los datos obtenidos a partir de los cuestionarios e investigaciones que la Fiscalía especialista en Medio Ambiente y Urbanismo inició en 2009 y que muestran "cierta estabilidad", lo que permite establecer estos tipos de incendios, que se suelen asociar con determinadas características de autor.

En todo caso, la Fiscalía de sala advierte de que se trata de tendencias probabilísticas por lo que en la investigación de un caso concreto puede tener divergencias con algunas de las características. En definitiva, este perfil funciona como un retrato robot que ofrece información sobre el tipo de persona que ha podido cometer un hecho aunque no tienen que coincidir todas las características.

Asimismo, refleja que en 2012 se amplió tanto el número como la calidad de los cuestionarios psicosociales en materia de incendios forestales, que han contribuido a obtener el perfil criminal del incendiario. En estos años se ha compuesto una base de datos que cuenta, en la actualidad con 1.087 incendios forestales con autor detenido o imputado, de los que han resultado válidos para el análisis 654 de ellos.

En 2012 se realizó la quinta campaña de recogida de datos y según la Fiscalía, ha aumentado "tanto el número como la calidad de los cuestionarios obtenidos", debido a que un miembro del equipo ha realizado funciones de monitor de campo y se ha encargado de solicitar telefónicamente los cuestionarios de las Unidades Investigadoras una vez que en la Unidad Coordinadora se tenía conocimiento de la imputación o detención de una persona por incendio forestal para, posteriormente, ampliar o depurar la información.

Mayor conocimiento

De este modo, de los 552 presuntos autores detenidos y/o imputados en 2012 por incendio forestal, se llegaron a recopilar 308 cuestionarios, de los que fueron completamente válidos 231 de ellos. Eso supone un incremento notable respecto a los ejercicios anteriores cuando se recopilaron 201 (2009), 119 (2010) y 123 (2011) respectivamente.

El 73 por ciento de estos cuestionarios fue cumplimentado por la Guardia Civil; el 23 por ciento los rellenaron las Policías autonómicas y el 3 por ciento los agentes forestales.

Por comunidades autónomas, el 48,1 por ciento llegó de Galicia, el 19 por ciento de Andalucía; el 9,1 por ciento de Valencia y el 7,4 por ciento de Castilla y León. En este sentido, la Memoria de la Fiscalía "echa de menos una mayor cantidad de cuestionarios" del resto de comunidades autónomas.

En todo caso, la Fiscalía de Medio Ambiente reconoce en el informe anual que sigue en busca que un procedimiento que facilite a los investigadores la identificación de los autores de incendios forestales para lograr elevar la tasa de esclarecimiento de los delitos de incendios que es "históricamente muy baja".

En este sentido, añade que aspira en el futuro a programar el cuestionario para que pueda completarse por Internet y facilitar así la labor de los cuerpos y organismos con competencia investigadora en materia de incendios. También espera en 2013 empezar a probar los perfiles de forma experimental.

Igualmente, el informe anual refleja que en 2012 se celebró una reunión con expertos en investigación de incendios de Galicia y se concluyó que sería "conveniente" proceder a una nueva actualización del cuestionario psicosocial para eliminar algunas variables e introducir otras nuevas, con el objetivo de mejorar el esclarecimiento de las causas de un siniestro.

La Fiscalía destaca que los estudios que realiza España sobre el perfil del incendiario forestales son "pioneros" a nivel internacional y añade que en estos años se han conseguido "grandes avances" que ya se han presentado en congresos internacionales de criminología.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.