Los responsables de la Alianza por la Unidad del Campo, formada por UPA y COAG en Castilla y León, han cifrado en 866 millones de euros el gasto sin ejecutar del Programa de Desarrollo Rural (PDR), un 41 por ciento del total del presupuesto que "se perderán" si no se busca una solución o no se llega a un acuerdo entre administraciones en 2013, último año de ejecución financiera en la actual PAC.

Así lo ha asegurado el coordinador de COAG en Castilla y León, Aurelio Pérez, que ha advertido de que la falta de ejecución de ese presupuesto, cofinanciado entre la Unión Europea y los estados miembros (Junta y Ministerio de Agricultura al 25 por ciento en cada caso), pondrá en "grave riesgo" a algunos sectores cuyas ayudas están vinculadas al segundo pilar de desarrollo rural.

Pérez ha hecho especial hincapié en el "serio peligro" que corren las medidas agroambientales sujetas a contrato, donde quedan 118 millones de euros por ejecutar —según los datos a fecha de 31 de diciembre de 2012—, con la posibilidad de que un sector como el apícola, del que viven más de 360 profesionales de Castilla y León, se quede "en blanco" en el año 2014 —periodo de transición entre la actual PAC y la nueva—.

"Queremos una solución a esa situación", ha reclamado el coordinador de COAG en Castilla y León, que ha recordado que la ambiental es la "única ayuda" que perciben los apicultores. "Que clarifiquen en qué situación van a quedar las ayudas vinculadas con los contratos que agotan su vigencia en 2013", ha exigido Pérez, que ha advertido de que UPA y COAG no van a consentir que 2014 sea un año en blanco para algunos perceptores con contratos quinquenales suscritos en 2009 o antes por un retraso en las negociaciones o por falta de acuerdo entre administraciones.

El coordinador regional de COAG ha cargado en concreto contra el retraso del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la formalización de determinadas partidas que, incluso, han tenido que ser anticipadas por parte de la Junta de Castilla y León, lo que ha supuesto, a su vez, retrasos en otras ayudas.

Por este motivo, la Alianza por la Unidad del Campo ha pedido a la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, que incluya en el orden del día del próximo Consejo Regional Agrario un punto para informar sobre la situación real del gasto del PDR, como los programas no ejecutados o los gastos pendientes, y las posibles soluciones a los retrasos.

Del mismo modo, estas OPA han solicitado una reunión al delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, para conocer las previsiones del Ministerio de Agricultura para solucionar este problema en el año de transición entre la actual y la nueva PAC.

Contra la "campaña" del ministro

Por su parte, el secretario regional de UPA, Julio López, ha denunciado la "campaña" del ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, en contra de los verdaderos agricultores y ganaderos profesionales y ha considerado "un insulto a la inteligencia de la sociedad" pretender dar la misma prioridad en la percepción de ayudas de la PAC a este colectivo que al notario de la villa o a los funcionarios ya que "no tienen los mismos intereses, por muy donantes que sean".

López ha reclamado en este sentido que todos los perceptores de la PAC —más de 93.200 en Castilla y León— se den de alta en el régimen agrario de la Seguridad Social, lo que reportaría 88 millones de euros cada año a mayores para el sostenimiento del sistema. De lo contrario, ha defendido, se deberían dejar las tierras a disposición de los jóvenes y de los verdaderos profesionales para que puedan dimensionar sus explotaciones, "la clave" para la efectiva incorporación de nuevos agricultores.

El secretario regional de UPA ha apoyado al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en su defensa del concepto y priorización "absoluta" del agricultor activo, aquel dado de alta en el régimen especial agrario de la Seguridad Social. "Vienen muchos millones de euros de Bruselas y hay que hacer uso de ellos con transparencia", ha reclamado al mismo tiempo que ha abogado por "poner rostro" a estos perceptores.

Finalmente, ha advertido de que este es el momento para cerrar una buena reforma de la PAC para el periodo 2014-2020 que permita dar continuidad y futuro al sector primario y a la industria agroalimentaria y ha cargado contra el ministro por haber dejado a las OPA fuera de los grupos de trabajo para la negociación de la aplicación de la nueva PAC.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.