El Sindicato STEI ha cifrado en un 90,97% el seguimiento por parte de los profesores de la huelga en la enseñanza pública de Baleares convocada a partir de este lunes, lo que se traduce en que un total de 4.524 docentes han secundado esta iniciativa convocada por el STEI, CCOO y la Asamblea de Docentes y a la que se han sumado UGT y ANPE para mostrar su rechazo al Decreto Ley del Tratamiento Integrado de Lenguas.

En un comunicado, el STEI ha detallado que la huelga ha sido secundada por 4.524 de los 7.293 profesores de las islas, mientras que los servicios mínimos han estado conformados por 2.320 docentes. De esta manera, ha indicado que sólo podían hacer huelga 4.973 profesores, de los cuales 4.524 la han secundado.

Concretamente, el porcentaje de docentes que han hecho huelga asciende al 91,13% en Mallorca (3.050); el 91,6% en Menorca (643); el 89,46% en Ibiza (764) y el 95,71% en Formentera (67).

La huelga, según el STEI, ha sido respaldada por el 93,6% del profesorado en los centros de Educación Infantil y Primaria (1.920 de los 2.154 que podían secundaria), porcentaje que se sitúa en el 89,14% en los Institutos de Educación Secundaria (1.920 de los 2.154) y al 52,38% en otras enseñanzas (44 de 84).

El sindicato ha considerado que la contundencia de los datos pone de manifiesto, por una parte, la "indignación" del profesorado y su "rechazo más absoluto" a las políticas educativas que el Govern de José Ramón Bauzá "impone a golpe de Decreto desde el autoritarismo más absoluto".

Por otro lado, refleja, a su juicio, la "necesidad más urgente que nunca" de deponer la "actitud de desprecio" del sector educativo que practica el equipo de la consellera de Educación, Cultura y Universidades, Joana Maria Camps y Guillem Estarellas desde hace muchos meses.

Así, el STEI ha expresado su apoyo "más absoluto" al profesorado que lucha por una educación "de calidad, inclusiva y en catalán" y hace un llamamiento al Govern para que, "ante el clamor de sus trabajadores y de muchas familias que respaldan la huelga, comience una verdadera vía de negociación y reconozca cómo son de desacertadas sus acciones impositivas y cerradas a cualquier tipo de diálogo".

Por otra parte, ha reiterado, como punto de partida de esta nueva vía de diálogo, el "acatamiento de la decisión judicial del TSJB que anula el calendario de aplicación del Decreto TIL y la retirada de los expedientes de los directores de los institutos de Maó". "Es el momento de la lucha, de arreciarnos en nuestras reivindicaciones y de mantenernos fuertes y unidos con firmeza y contundencia", ha concluido.