Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos jóvenes en Villanueva de la Serena (Badajoz), uno de ellos un menor de 16 años de edad como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas y hurto de joyas en dos viviendas propiedad de personas que resultaron ser tíos suyos.

Asimismo, el segundo joven detenido tiene 21 años y se le imputa un presunto delito de receptación de joyas supuestamente robadas. En concreto, según informa el Ministerio del Interior en nota de prensa, el joven de 16 años, ante la imposibilidad de vender las joyas presuntamente robadas debido a su minoría de edad, ofrecía cierta cantidad de dinero al chico de 21 años a cambio de que éste, mayor de edad, las vendiese.

Los hechos sucedieron durante los meses de julio y agosto, cuando se recibieron, en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, dos denuncias en las que las víctimas, hermanas entre sí, manifestaban que les habían sustraído de sus domicilios varias joyas.

Puestos los hechos en conocimiento de agentes policiales, se realizaron las gestiones oportunas para el esclarecimiento de los mismos, y que dieron como resultado la plena identificación del presunto autor de los hechos, que resultó ser un sobrino de ambas víctimas, el cual había entrado en uno de los domicilios aprovechándose de la confianza de la propietaria y en el otro mediante escalo del muro perimetral de la vivienda, sabiendo que su moradora no se encontraba en el interior.

Por todo ello, los investigadores localizaron y procedieron a la detención del sobrino de ambas propietarias, en concreto, un varón de 16 años de edad, al que se le imputaron un delito de hurto y un delito de robo con fuerza en las cosas.

Los agentes encargados de la investigación corroboraron que el detenido, ante la imposibilidad de vender las joyas debido a su minoría de edad, ofrecía cierta cantidad de dinero a otro chico a cambio de que éste, mayor de edad, las vendiese.

Los funcionarios actuantes comprobaron que el varón, de 21 años de edad, que realizaba la venta de las joyas sustraídas era un amigo del anterior detenido, por lo que los agentes policiales, procedieron a su plena identificación, localización y detención el pasado día 10 de septiembre, imputándole un delito de receptación.

Parte de las joyas sustraídas fueron recuperadas y entregadas a sus legítimas propietarias.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.