La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha expresado este lunes la "más rotunda repulsa, rechazo e indignación" del consistorio valenciano por el último caso mortal de violencia de género registrado este sábado en la ciudad, cuando un hombre de 43 años y de nacionalidad española presuntamente causó la muerte de su pareja, una mujer de 48 años también española, por heridas con arma blanca.

Barberá ha asegurado que desde la administración municipal "no dejaremos pasar ni un segundo sin luchar contra esta barbaridad, contra esta lacra" de la violencia de género. Así, ha subrayado el "sentimiento, dolor y compromiso" del Ayuntamiento "de seguir luchando para evitar" este tipo de violencia.

La primera edil ha realizado estas declaraciones tras presidir la concentración silenciosa celebrada este mediodía ante la puerta principal del edificio municipal de Tabacalera para condenar este suceso.

Junto a Barberá han participado en la concentración diversos ediles del equipo municipal de gobierno como el vicealcalde, Alfonso Grau; la concejala de Bienestar Social, Ana Albert; el edil de Urbanismo, Alfonso Novo; el de Tráfico, Alberto Mendoza; la concejala de Medio Ambiente, Mª Àngels Ramón-Llin, y la de Sanidad, Playas y Cementerios, Lourdes Bernal.

Asimismo, han acudido a este acto funcionarios municipales y ciudadanos. Esta concentración ha coincidido con los tres minutos de silencio que se han guardado también a la misma hora en el edificio consistorial de la Plaza del Ayuntamiento.

Rita Barberá ha lamentado que "una vez más" se haya producido una muerte como consecuencia de la violencia de género y ha señalado que no se puede "dejar pasar este momento sin salir a la calle a manifestar" la "más rotunda repulsa, rechazo e indignación por este nuevo asesinato".

"No podemos, por más veces que ocurra, dejar pasar el tema ni una sola vez sin manifestar la repulsa. Es preciso que la sociedad tome conciencia de que hemos de acabar con esta brutal lacra de agresión y de violencia que es la violencia de género con resultado de muerte", ha argumentado la alcaldesa.

Tras ello, después de expresar una vez más su pesar, la responsable municipal ha trasladado su "sentimiento más profundo" y el del resto de la corporación local a la familia de la víctima, "la primera valenciana de la ciudad que muere este año" por violencia de género y que se suma al resto de víctimas registradas en la Comunitat Valenciana, ha subrayado.

Igualmente, Barberá ha ofrecido la "ayuda" y "colaboración" del consistorio a los familiares de la fallecida "para aquello que necesiten más urgente". "Desde la responsabilidad que todos tenemos, ofrezco los servicios municipales para ayudar a todas la mujeres que se sientan presionadas o coaccionadas por la violencia de sus parejas, de sus maridos o de su entorno familiar", ha indicado.

Necesidad de denunciar

La primera edil ha instado también a las víctimas y a su entorno a denunciar los casos de violencia de género. En este sentido, ha resaltado que "el Ayuntamiento está para ayudarles, para colaborar y decirles que por muy duro que parezca tienen que denunciar porque de las cuatro muertes que ha habido en la Comunitat sólo una había denunciado".

Asimismo, ha deseado que "todo el peso de la ley caiga sobre el agresor". "Ya está bien porque no solamente ocurrió esta brutalidad el sábado, ayer hubo otra agresión sin resultado de muerte pero sí con violencia", ha comentado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.