Endesa ha invertido casi 13.000 euros en la mejora tecnológica de una línea de media tensión que suministra a las comarcas del Ripollès y la Cerdanya, en una actuación que beneficia además de forma directa a 700 clientes de los municipios de Planoles, Ribes de Freser y Toses.

Según ha informado este lunes la compañía eléctrica en un comunicado, se ha sustituido y desplazado una torre de media tensión afectada por la erosión del río Rigard en Planoles, que forma parte de una red que es una de las dos que puede alimentar a las comarcas del Ripollès y la Cerdanya si fallase la línea principal de 110kV.

La actuación ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Planoles y la Agencia Catalana del Agua (ACA), ante el peligro de que la torre sustituida se desplazase por la acción del río, por lo que la nueva se ha ubicado a 25 metros del cauce.

Consulta aquí más noticias de Girona.