La ciudad de Cáceres contará en breve con un Plan de Infraestructura para la Movilidad Urbana Sostenible (Plan Pimus) que pretende sentar las bases sobre cómo actuar en este ámbito a corto, medio y largo plazo para hacer de la capital cacereña una ciudad "más cómoda" y "más accesible".

La alcaldesa, Elena Nevado, ha presentado este lunes, junto al portavoz municipal, Valentín Pacheco, este instrumento que servirá para organizará todo lo relacionado con la movilidad en la ciudad, desde aparcamientos a velocidad permitida en determinadas vías, sentidos de la circulación, transporte urbano, accesibilidad y servicios, entre otros asuntos.

Se trata de un plan de movilidad que será elaborado por una de las siete empresas que han concurrido al concurso público y que será adjudicado antes de final de año, según ha explicado la regidora, quien ha indicado que este documento es "fundamental" para contar con "una ciudad cómoda, funcional, eficiente y equilibrada en la que funcionar" y marcará las líneas de trabajo del Gobierno local en este ámbito.

"El plan nace con vocación de permanencia y tiene como objeto mejorar la movilidad tanto de vehículos como de peatones, de turistas y cacereños, de los lugares más periféricos a los más céntricos, que favorecerá el uso del transporte público, pero, sobre todo, que deberá planificar y programas las infraestructuras y actuaciones en todas las áreas que afecten a la movilidad con una estrategia coordinada", ha recalcado Nevado.

De esta forma se pretende que el Pimus asegure el equilibrio entre las necesidades de movilidad y las de accesibilidad de la población, a la vez que favorezca la protección del medio ambiente, el ahorro energético, e impulse el desarrollo económico de la ciudad.

Fondos europeos

El proyecto está basado en un mandato de la Comisión Europea que considera la movilidad urbana como un "importante factor de crecimiento y empleo" y como un asunto que tiene "un impacto sobre el desarrollo sostenible", de manera que desde Europa se ha invitado a las ciudades de más de 50.000 habitantes, como es el caso de Cáceres, a que realicen estos planes para diseñar la movilidad en sus cascos urbanos.

Para este fin, desde el Ayuntamiento de Cáceres se puso en marcha un concurso público para adjudicar a una empresa la elaboración de este plan, por un importe de 105.000 euros y que se enmarca en el programa operativo de la Unión Europea, Red Nova Sostenible, cofinanciado por los Fondos Feder, por lo que el consistorio cacereño deberá desembolsar unos 26.000 euros y además después podrá acogerse a subvenciones europeas para ponerlo en marcha dentro de la Estrategia 2014/2020.

Por ello, y para mejorar la movilidad y favorecer el uso del transporte público y lograr una movilidad más eficiente, se trabajará en varias líneas, según ha explicado Nevado en su comparecencia, que irán desde la regulación y el control del acceso del estacionamiento en centros urbanos, al desarrollo y mejora de las ofertas de los modos de transporte público.

Igualmente se potenciarán los estacionamientos de disuasión en estaciones o paradas de las afueras de la ciudad, se fomentará la movilidad tanto a pie como en bicicleta, con peatonalización de las zonas convenidas, se promocionarán los viajes compartidos en coches privados y se mejorará la movilidad de mercancías, incluyendo las zonas de carga y descarga.

También se revisará la velocidad permitida en las vías del casco urbano y se estudiará la ubicación de diversos servicios como las gasolineras, para que "no se colapse una determinada zona" y "se distribuyan" de forma coherente y teniendo en cuenta la demanda de la población y el número de habitantes en cada barrio, según ha apuntado el portavoz municipal, Valentín Pacheco.

Dos fases:

Análisis y redacción

Todo este trabajo se realizará en dos fases. La primera será de análisis y estudio de las necesidades y la segunda de redacción de las medidas que incluirá el plan en sí. En la de análisis se relacionarán los problemas de movilidad y accesibilidad con la distribución de la ciudad actual, la expansión urbana y la distribución de potenciales centros de atracción.

Además se tendrán en cuenta las características socieconómicas, el transporte público, el privado, los aparcamientos, los usos del suelo, la seguridad vial o la participación ciudadana, entre otros.

En la segunda fase de redacción del plan se abarcará un proyecto de futuro de tendencia demográfica y económica, la actual situación de peatones, bicicletas y coches en la ciudad, las zonas más conflictivas o de concentración y los déficit de accesibilidad que tiene Cáceres.

"En definitiva, buscamos poner en marcha una herramienta que permita hacer de nuestra ciudad un lugar más cómodo, más accesible, en el que la convivencia sea mejor, en el que haya espacios para el paseo, para la bicicleta, para el transporte público y el privado, siempre con equilibrio, y en el que se cuiden mejor los recursos que se tienen, la accesibilidad y la calidad de vida de las personas", ha dicho la regidora cacereña, que añade que con este proyecto "se sentarán las bases de una ciudad de futuro".

Se trata de un documento similar al Plan General Municipal (PGM) en cuanto a la planificación urbanística, ya que el Pimus recogerá las actuaciones a seguir en materia de movilidad y seguridad y planificará estas acciones con "una buena planificación y no actuando de manera aislada y por necesidades puntuales".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.