No es precisamente una prenda con glamour, pero su diseñadora asegura que es la mejor protección contra los rayos solares.

El 'burkini' es, en Australia, lo último que ha llegado en diseño de trajes de baño para mujeres musulmanas. No es una prenda con excesivo glamour.

Cubre todo el cuerpo excepto los pies, las manos y la cara, y según su diseñadora, es la mejor protección contra los rayos del sol y la arena.

Además, añade su creadora, permite reflejar la gran multiculturalidad que existe en Sidney. La única concesión a la imaginación es el color, pero la discreción y protección están aseguradas.