Naomi Campbell
Naomi Campbell, hoy en el Juzgado (REUTERS/KEITH BEDFORD) REUTERS/KEITH BEDFORD

La top model no sólo tendrá que realizar trabajos en favor de la Comunidad, también tendrá que asistir a cursillos programados para controlar sus ataques de ira, y hacer frente a una multa de 363.32 dólares.

Naomi, cuyas trifulcas con el servicio doméstico son constantes , lanzó un teléfono móvil a Ana Scolavino durante una discusión motivada por un asunto sin importancia, un par de vaqueros que no aparecían.

La asistenta de Naomi hubo de ser atendida en urgencias por una herida en la nuca, y recibió cuatro puntos de sutura. Según declaró la propia Naomi en el Juzgado de Manhatan, fue tan sólo un accidente involuntario: "Yo arrojé un móvil dentro del apartamento, y éste golpeó a Ana. No intenté que le diera".