El consejero de Presidencia del Principado de Asturias, el socialista Guillermo Martínez, ha dicho este lunes que la intención del Gobierno asturiano es la de reforzar las investigaciones relativas a las causas de los incendios. Se trata de un aspecto recogido en la Estrategia Integral de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales en Asturias 2013-2016, para cuya presentación Martínez ha comparecido a petición propia en una comisión de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA).

De hecho, el documento plantea "reforzar" las Brigadas de Investigación de Causas de Incendios Forestales (Bripas), mejorando su colaboración con el Seprona. Además dejarán de estar integradas en la Dirección General de Justicia e Interior, pasando a formar parte del SEPA, la nueva entidad que ha surgido en Asturias fruto de la fusión entre el 112 y Bomberos de Asturias.

Martínez no ha querido pronunciarse sobre la conveniencia o no de aumentar las penas para los causantes de incendios forestales. "Lo importante es centrarse en localizar un mayor número de las personas que provocan incendios", ha explicado, insistiendo en que la estrategia refuerza las labores de investigación. Aproximadamente un 67% de los incendios forestales son provocados.

Según el dirigente asturiano, la nueva estrategia mantiene la estructura de la anterior, la de 2009-2012. "Los resultados fueron aceptables, pero hay margen de mejora", ha explicado Guillermo Martínez. El documento 2013-2016 busca como objetivo final "minimizar" los incendios forestales, tanto en número como en alcance.

La estrategia tiene cuatro líneas de actuación: prevención, extinción, investigación y sensibilización que se concretan en 11 acciones y 39 medidas. En materia de prevención, pretende reducir los elementos que pueden desencadenar un incendio y su propagación, así como facilitar que la extinción sea lo más fácil, rápida y segura posible. Para lograr estos objetivos se proponen ocho acciones, entre las que figuran la mejora de los instrumentos legales o la optimización del operativo de vigilancia.

En cuanto a la extinción, persigue una alta efectividad de los equipos de extinción e integra cinco acciones, entre otras, la incorporación de nuevas tecnologías. Según Martínez, se persiste en las medidas que se han puesto en marcha, reconduce aquellas que motivaron dificultades en su aplicación durante el periodo anterior e incorpora nuevos aspectos de mejora.

Entre otras cuestiones, se ha detectado la necesidad de impulsar medidas y actuaciones dirigidas a la prevención, la concienciación y la sensibilización ciudadana. Un comité técnico de seguimiento se encargará de evaluar periódicamente la aplicación de la estrategia y de recomendar a los organismos gestores los cambios o adaptaciones oportunos.

Guillermo Martínez ha anunciado también que su Gobierno revisará a lo largo de esta legislatura el Plan de Emergencias de Protección Civil por Incendios Forestales en el Principado de Asturias (Infopa).

Tras señalar que Asturias cuenta con suficientes efectivos contra incendios, con 2.088 habitantes por bombero, Guillermo Martínez ha dicho que el objetivo del Gobierno es mantener o incluso mejorar las asignaciones presupuestarias, sobre todo en materia de prevención. Ha anunciado que en los próximos presupuestos regionales el Principado destinará 500.000 euros más a las cooperativas forestales.

GRUPOS

En el turno de fijación de posiciones, el diputado de Foro Juan Ramón Campo ha lamentado que el documento no tenga memoria económica ni cronograma y que parta de "premisas falsas". El diputado ha considerado que la estrategia está "vacía" y no corrige lo que hay actualmente. "Es un corta y pega, que ha acabado siendo un manual de buenas prácticas", ha dicho, criticando que los recursos para prevención de incendios forestales se están reduciendo.

Por su parte, Matías Rodríguez, del PP, ha ofrecido su colaboración para poner en marcha los programas de la estrategia. No obstante, cree que no se abordan en profundidad algunos aspectos, como la atención a los profesionales del campo, que "son los más interesados en que el monte no queme". El PP ha pedido además que se endurezcan las penas para los pirómanos.

Desde IU, Aurelio Martín se ha mostrado de acuerdo con el documento, aunque ha reconocido estar preocupado por esa tasa del 67% de incendios provocados. Ignacio Prendes (UPyD) ha considerado que la estrategia es "continuista" y ha dicho que lo importante sería analizar las razones por las que hay mas incendios en unas zonas que otras. Para el PSOE, sin embargo, el documento es "ponderado" y "realista".

Consulta aquí más noticias de Asturias.