La Comisión Europea (CE) afirmó este lunes que si un territorio de la Unión Europea (UE) se independizara de un Estado miembro, dejaría también de formar parte del club comunitario, dijo su portavoz en respuesta a una pregunta sobre el debate de la pertenencia de Cataluña a España. "Un Estado independiente será, por efecto de su independencia, un estado tercero respecto a la Unión Europea y los tratados (comunitarios) no serán aplicables en su territorio desde el día de su independencia", aseguró la portavoz Pia Ahrenkilde.

"Si una parte de un territorio de un Estado miembro deja de ser parte de este Estado porque su territorio se convierte en un nuevo territorio independiente, hablo de un caso hipotético, los tratados no se aplicarán más a ese territorio", añadió la portavoz que respondía a preguntas de la prensa sobre Cataluña. Ahrenkilde indicó que la separación de un territorio o la creación de un nuevo Estado no sería "neutral respecto a las tratados" comunitarios.

La portavoz también dijo que cualquier Estado europeo que respete los principios que están establecidos en los tratados puede solicitar su entrada en la Unión.

Por otro lado, el vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, también se ha mostrado este lunes "muy preocupado" por el proceso soberanista abierto en Cataluña y ha instado al Gobierno español, y al de la Generalitat a sentarse a hablar en torno a una mesa en lugar de hacerlo por correspondencia.

Estas cosas hay que hablarlas no a distancia, sino en torno a una mesa Durante su intervención en un desayuno informativo organizado por el CIDOB (Centro Internacional de Documentación de Barcelona), Almunia ha reiterado que si Cataluña se independizara de España dejaría de pertenecer a la Unión Europea, con el argumento de que sería la parte segregada.

El comisario europeo se ha mostrado crítico con el hecho de que los presidentes del Gobierno y de la Generalitat aborden el debate soberanista en sendas cartas, ya que "estas cosas —ha dicho— hay que hablarlas no por correspondencia, a distancia, sino en torno a una mesa, con diálogo serio, riguroso y tranquilo, sin emociones y con la cabeza fría para encontrar soluciones a lo que evidentemente es un desencuentro político grande", ha dicho.

Almunia ha explicado que otros representantes de la UE le preguntan mucho por este tema "con cara seria, de búsqueda de vías para que se encauce".  

El consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, que ha acudido como oyente al acto, ha declarado a la prensa que las palabras de Almunia sobre ser o no miembro de la UE son una "lectura jurídica" estricta, pero hay casos donde se está negociando sobre un futuro político, como el escocés, y no cree que acabe con Escocia fuera de la UE, lo que interpreta igual para Cataluña.

En este sentido, ha afirmado: "No veo a Esocia fuera de la Unión Europea políticamente hablando, igual que no veo a Cataluña fuera de la Unión Europea políticamente hablando".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.