pixel
.

El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya "Farruquito" ingresó a las 17.17 horas del martes en el centro penitenciario de Sevilla II, tres años después de atropellar mortalmente a Benjamín Olalla en una calle de Sevilla.

"Farruquito" fue condenado el pasado 5 septiembre por la Audiencia Provincial de Sevilla a dos años de cárcel por homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad en el tráfico, y a un año más por omisión del deber de socorro.

Normas de solidaridad humana

La juez de Sevilla que dictaminó sobre el atropello mortal cometido por el bailaor, de 24 años, dictó el pasado 30 de octubre un auto en el que rechazó sustituir los tres años de cárcel por multa o trabajos comunitarios.

El artista llegó esta tarde a la prisión sevillana en un coche de gran cilindrada

El argumento esgrimido por el magistrado fue que el procesado cometió un delito "grave" y "quebró las elementales normas de solidaridad humana" al darse a la fuga.

El artista llegó por la tarde a la prisión sevillana en un coche de gran cilindrada flanqueado por otros dos vehículos donde se ubicaban una docena de personas que, según explicó a Efe una de ellas, eran familiares.

Aparentemente tranquilo

"Farruquito", aparentemente tranquilo, se bajó del vehículo ataviado con ropa deportiva y con unas grandes gafas de sol.

Después cogió del maletero del coche dos mochilas y se dirigió sin hacer declaraciones a pesar de los requerimientos de los periodistas, a la verja de entrada a la cárcel acompañado por sus familiares para introducirse en la sala de visita, donde se despidieron.

Según fuentes de la prisión, "Farruquito" será sometido a un reconocimiento médico antes de ubicarle, posiblemente, en el pabellón de admitidos para, posteriormente, mantener una conversación con un psicólogo.