El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha pedido este lunes a la Junta de Andalucía que sea "coherente" con la línea de acusación que mantiene en relación al caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE) y "no salga en defensa de nadie".

Así se ha pronunciado Maíllo, en una entrevista con Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, tras ser preguntado sobre la posibilidad de que el Gobierno andaluz pudiera recurrir el auto de la juez Mercedes Alaya que comunicaba a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y a cinco exconsejeros, la existencia del procedimiento "en calidad de imputados".

El líder de la federación de izquierdas ha recordado que la Junta está "personada" en la causa como "afectada" y ha insistido en que no debe posicionarse "nunca en defensa de nadie". "Vamos a dejar que la Justicia actúe, pero que actúe con celeridad para que la resolución de este caso no se demore diez o doce años", ha añadido.

Maíllo ha querido dejar claro que el caso de los ERE no entró en el acuerdo de gobierno firmado entre PSOE-A e IULV-CA y que en el actual Gobierno andaluz "no hay ningún sospechoso directo ni indirecto", estando todos sus miembros "totalmente libre de sospechas", lo que ha considerado "una buena noticia".

Tras apuntar que en el caso de los ERE, como en cualquier otro relacionado con la corrupción, se debe actuar de manera "impecable e implacable", Antonio Maíllo ha considerado necesario que la juez que instruye el caso llame a los imputados "cuanto antes" y que actúe con "celeridad y claridad, con todas las de la ley".

Preguntado por el apoyo que IULV-CA dio al nombramiento de Griñán como senador en representación de la Comunidad, ha dicho que su formación ha respetado el principio de que cada grupo elige "a los suyos" en el cupo de senadores que tenga, pero que si el expresidente de la Junta fuera imputado, pedirían su dimisión en el cargo.

No ve motivo para la entrada de aguayo en la mesa

Sobre el hecho de que la federación de izquierdas "bloqueara" el nombramiento de la exconsejera Carmen Martínez Aguayo como secretaria tercera de la Mesa del Parlamento, —en sustitución de la socialista Remedios Martel—, Maíllo ha asegurado que este asunto "no iba en el orden del día" del pasado Pleno.

Además, el líder de IULV-CA no cree que esta petición se plantee en otra sesión plenaria "al no haber motivo que la justifique". Y es que, según ha explicado, estas modificaciones se realizan cuando alguien es nombrado consejero del Gobierno o se va del Parlamento como senador o miembro del Gobierno de la Nación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.