La Policía Nacional de Almería ha detenido a un hombre de 47 años y una mujer de 46 acusados de un presunto delito contra la salud pública ya que, según la investigación, regentaban un punto de venta de estupefancientes en el barrio de Pescadería en el que se halló un kilogramo de heroína 'Brown sugar', así como otras cantidades de cocaína y hachís.

Según informa la Comisaría en una nota, la heroína intervenida es de aspecto terroso, de importante pureza y muy aditiva, no siendo muy habitual encontrar con estas características este tipo de sustancia en Almería.

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de agosto cuando se detectó la presencia de un matrimonio asentado en la calle Arrastre de Almería que se estaba dedicando a vender sustancias estupefacientes a personas drogodependientes. Los investigadores montaron un dispositivo de vigilancia cercano al inmueble donde comprobaron el continuo transito de personas que acudían al domicilio de los arrestados a comprar su dosis diaria de droga.

La venta de sustancias estupefacientes se realizaba a través de una ventana del domicilio donde los detenidos habían montado un mostrador y exponían las distintas sustancias a sus clientes. Las dosis de cocaína se presentaban en pajitas de colores llamativos y las dosis de revuelto y de heroína en papelinas de papel de plata.

Así, el pasado 12 de septiembre los agentes realizaron el registro del inmueble en el que se intervinieron un kilo de heroína de gran pureza, 24 dosis de cocaína preparadas en pajitas y en papelinas, 45 papelinas de revuelto de heroína y cocaína, 675 gramos de hachís, 1.200 euros, dos navajas con las hojas manchadas de hachís y una balanza de precisión.

La investigación y detención ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería. Los detenidos han pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Almería.