El diputado de Foro en la Junta General Juan Ramón Campo ha calificado este lunes de "absurda" la intención de la Consejería de Agroganadería del Principado de colocar más GPS a los lobos para tratar de conocer mejor el comportamiento de la especie.

"Tras años de Plan del Lobo, Programas Anuales de actuación, expedientes de daños y demás, ya son sobradamente conocidas sus costumbres", asegura Campo, que subraya que "si la consejera a estas alturas aún necesita conocer el comportamiento del lobo lo único que tiene que hacer es escuchar a los ganaderos, algo que no ha hecho desde que ocupó su cargo".

En nota de prensa, el diputado asegura que "la colocación de GPS al cánido es una maniobra dilatoria de pura distracción", y sostiene que "se trata de una nueva inversión económica en el lobo, mientras se explica a los ganaderos, que son sus víctimas, que no hay dinero para desbroces y otras adecuaciones necesarias del entorno en las que pastan sus reses, y que contribuirían además a la evitación de incendios y a la conservación medioambiental".

"Ya es hora de adoptar decisiones y dejarse de más estudios que únicamente consiguen postergar en el tiempo la auténtica solución de un problema que se ha escapado de las manos de los socialistas asturianos, para convertirse en una de las principales amenazas para la ganadería asturiana", reclama.

Consulta aquí más noticias de Asturias.