Hombres iraquíes inspecionan el lugar donde ha estallado la bomba. (Mohamed Jalil / Efe)
Hombres iraquíes inspecionan el lugar donde ha estallado la bomba. (Mohamed Jalil / Efe) Mohamed Jalil / Efe

Al menos 65 personas murieron este martes y 138 resultaron heridas en un doble atentado cerca de la Universidad de Al Mustansariya, en el este de Bagdad, informaron fuentes del ministerio del Interior iraquí.

Según las fuentes, primero explotó un coche-bomba cargado de explosivos que se encontraba aparcado y cinco minutos después un suicida con un cinturón de explosivos se inmoló en la puerta trasera de la Universidad.

Las fuentes explicaron que las explosiones ocurrieron cuando los estudiantes salían de la universidad, por lo que entre las víctimas hay alumnos, profesores, miembros de seguridad del campus y civiles que se encontraban en el lugar.

Otros cuatro atentados

Además, diez personas perdieron la vida y siete más resultaron heridas cuando un grupo de hombres armados con metralletas dispararon indiscriminadamente contra la gente que hacía sus compras en un mercado popular.

Según dijeron las fuentes a Efe, en este último ataque, los agresores dispararon desde dos motocicletas y un microbús en marcha, mientras atravesaban el mercado Al Bunuq.

Con estos últimos ataques, son ya cinco los atentados que han sacudido hoy la ciudad de Bagdad.

Horas antes una bomba colocada en un minibús en el barrio chií de Ciudad Sadr, en el este de la capital, dejó al menos cuatro muertos y once heridos.

Otras quince personas fallecieron y decenas más resultaron heridas por la explosión de dos artefactos en una mezquita de un barrio suní en el centro de Bagdad.

Además, cuatro civiles perdieron la vida y diez resultaron heridos por el estallido de otro artefacto explosivo, también, en el centro de la capital, según fuentes de la policía iraquí.

 

Más de 34.000 muertos 

 

Más de 34.000 civiles fueron asesinados y otros 36.000 resultaron heridos en 2006
Este nuevo atentado coincide con la publicación de datos por parte de la ONU, en los que se especifica que más de 34.000 civiles fueron asesinados y otros 36.000 resultaron heridos durante 2006 en Irak, como resultado de la violencia sectaria en que se encuentra sumergido ese país.

 

En su último informe bimestral, que cubre el periodo del 1 de noviembre al 31 de diciembre pasados, la Misión de Asistencia de la ONU para Irak (UNAMI) señala que en esos dos meses más de cien civiles fueron asesinados cada día.