El cuerpo sin vida de Eduardo Pérez, el español de 43 años asesinado el pasado 4 de septiembre en Honduras, está previsto que llegue a España este lunes. Eduardo Pérez murió a causa de varios disparos tras recibir varias amenazas de muerte a través de correos electrónicos después de que denunciara haber sido víctima de una estafa mediante la que 'clonaron' su tarjeta de crédito y perdió su dinero.

Así lo ha indicado a Europa Press una de los cinco hermanos del fallecido, Beatriz Pérez, quien ha explicado que la familia espera para el medio día de este lunes la llegada del cuerpo sin vida de su hermano a Madrid, donde será enterrado, si bien ha precisado que aún no tienen novedades de la investigación sobre su muerte, aunque ha asegurado que "está muy avanzada".

Eduardo Pérez llevaba dos meses en Honduras, país al que viajó desde México después de haber conocido a una persona por Internet con la que había formado pareja. Durante este periodo de tiempo, denunció ante la Interpol que su tarjeta de crédito había sido duplicada y que, como consecuencia, había perdido el dinero que tenía ahorrado.

El asesinato se produjo en la colonia Inprema, en la localidad de El Progreso, 232 kilómetros al norte de Tegucigalpa, según informó la Policía, cuando unos desconocidos le abordaron a pocos metros de su residencia.

La víctima residía en Viator (Almería) con su madre, pero anteriormente lo había hecho en la capital, donde había tenido un negocio en el barrio de La Fuentecica. Según sus familiares, era "muy conocido en el barrio" ya que además entrenaba a un equipo de fútbol juvenil y como presidente de la comunidad de vecinos de la zona, había mantenido diversos encuentros municipales para conseguir mejoras en la zona.

Tras haberse divorciado hace unos dos años, según su hermana, Eduardo Pérez comenzó a conocer a personas a través de Internet, de forma que en marzo de este año se fue a México después de haber contactado con una chica; un viaje en el que le acompañó su hijo de 13 años hasta que volvió a España a finales de junio, fecha en la que el hombre voló hasta Honduras. La víctima tiene otra hija de 17 años.

Consulta aquí más noticias de Almería.