Cajero automático manipulado
Los delincuentes llevaban una réplica del teclado del cajero automático. INTERIOR

Dos ciudadanos rusos de 21 años ya están en la cárcel después de ser detenidos por los Mossos d'Esquadra la semana pasada en la Rambla Catalunya de Barcelona cuando se disponían a duplicar tarjetas de crédito en el cajero de un banco.

Los delincuentes estaban sentados en un banco y llevaban un maletín negro con sofisticados aparatos para copiar los números secretos de los clientes que introdujeran las tarjetas de crédito por una ranura falsa ideéntica a las que se ven en los cajeros.

Estaban sentados en un banco a punto de manipular un cajero automático en Rambla Catalunya
El maletín negro contenía un reproductor multimedia, un receptor portátil de radiofrecuencias, un soporte metálico con una microcámara y cuatro baterías, dos tarjetas magnéticas de hotel y una en blanco, así como la falsa ranura.

Modus operandi

Los ranura falsa podría haber copiado más de 100 bandas magnéticas de tarjetas cuyo número secreto hubiera sido grabada por una microcámara situada en un soporte perfecto que tenía incluso el anagrama de la empresa fabricante de los cajeros.

La cámara transmitía las imágenes de la tarjeta por radiofrecuencia al reproductor multimedia instalado en el maletín para que la grabara en la tarjeta del hotel como en la blanca.

Precisamente en esta última ya había la información de una tarjeta de crédito de un ciudadano norteamericano.

Registro domiciliario

Consiguieron la información de una tarjeta de crédito de un norteamericano
Una vez localizado el hotel donde se alojaban los delincuentes se consiguió una autorización judicial para realizar un registro domiciliario.

En la habitación del hotel se encontraron un lector-grabador de bandas magnéticas, un ordenador portátil, un teclado de cajero automático manipulado y otros aparatos electrónicos de última generación.

El teclado del cajero falso era tan sofisticado que estaba preparado para grabar y enviar via SMS a un teléfono móvil los números PIN que teclearan los usuarios.