El Ministerio de Asuntos Exteriores sirio calificó el martes de "completamente falsa" la información sobre las supuestas reuniones secretas que entre septiembre de 2004 y julio de 2006 habrían mantenido representantes sirios e israelíes en Europa para acordar un plan de paz entre los dos países, de las que dio cuenta el martes el diario israelí 'Haaretz'.

"No hubo ninguna negociación, la información de 'Haaretz' es completamente falsa", afirmó desde Damasco un responsable del Ministerio, citado por la edición digital del propio diario israelí.

Ésta es la primera vez que hemos oído hablar de estas conversaciones

Por su parte, Miri Eisin, una portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, aseguró que "ésta es la primera vez que hemos oído hablar de estas conversaciones, nunca hemos autorizado a nadie a entrevistarse con los sirios y la primera vez que el primer ministro ha sabido de esas conversaciones ha sido esta mañana a través de la prensa".

Según 'Haaretz', en virtud de estas negociaciones --celebradas en presencia de mediadores europeos, turcos y estadounidenses y auspiciadas por el presidente sirio, Bachar al Assad--, Siria se habría comprometido a dejar de apoyar a la milicia chií libanesa Hezbolá y al Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás), así como la distanciarse de Irán.

Por su parte, Israel habría aceptado retirarse de los Altos del Golán en un plazo estimado entre cinco y quince años y ambas partes habrían acordado la creación de una zona desmilitarizada en la frontera. La información del diario no cita fuentes.

Las reuniones, según el diario, fueron celebradas con el conocimiento de las autoridades israelíes, concretamente del Gobierno de Ariel Sharon, y el Ejecutivo israelí fue informado de los resultados de estas reuniones a través de mediadores europeos y de un antiguo director general del Ministerio de Asuntos Exteriores, Alon Liel, quien participó en todas las reuniones.