Gripe aviar
Un japonés da de comer a unas palomas en Tokio (Kyung-Hoo/Reuters) Kim Kyung-Hoo / Reuters

Tres años después, la cepa más letal del virus de la gripe aviar, el H5N1, ha reaparecido en Japón, sin que se haya detectado por ahora ningún contagio entre humanos, confirmó hoy el Gobierno nipón.

El brote detectado el pasado fin de semana en la granja de pollos de la provincia de Miyazaki (suroeste de Japón) resultó ser de la variante más peligrosa del virus, concluyeron hoy las autoridades sanitarias japonesas tras analizar las muestras recogidas de animales infectados en ese criadero.

El H5N1 es altamente contagioso
El H5N1 es altamente contagioso y casi todos los pollos infectados mueren tras padecer hemorragias sanguíneas.

Este es el cuarto caso de gripe aviar de esta cepa localizado en Japón, después de los tres ocurridos en 2004 en las provincias de Yamaguchi, Kyoto y Oita, en los que más de 270.000 pollos fueron sacrificados sin que se conociese ningún caso de infección en humanos.

El último brote detectado en el archipiélago nipón tuvo lugar en enero de 2006 en la provincia de Ibaraki, aunque en aquella ocasión se trató de la variante del virus H5N2, considerada menos letal.

El dispositivo sanitario desplegado en Miyazaki puso en marcha el protocolo de seguridad tras conocerse la reaparición del virus:

  • Ayer se incineraron los 12.000 pollos de la granja, de los que cerca de 4.000 ya habían fallecido por culpa de la enfermedad.
  • Se ha impedido el movimiento de estos animales y de huevos en un radio de 10 kilómetros.
  • Durante hoy y mañana, un equipo de más de cien personas continuará con las labores de limpieza y desinfección de las instalaciones de ese criadero.
  • Se revisarán las 16 granjas de los alrededores para comprobar que la situación está bajo control.
El Gobierno japonés ha establecido un período de tres semanas como medida cautelar para cerciorarse de que se ha terminado con el nuevo brote, antes de volver permitir el traslado de aves en Miyazaki.