La Ertzaintza ha abierto el último carril de la A-8 a la altura de Barakaldo que permanecía cerrado desde las siete de la mañana como consecuencia de un accidente, en el que hubo tres heridos.

En el siniestro se vieron implicados 12 vehículos, diez turismos y dos camiones, y provocó importantes retenciones, aunque el tráfico ha recuperado la fluidez habitual.

Las retenciones eran muy importantes y alcanzaban hasta la salida de Ortuella
Según indicó el Departamento vasco de Interior, los tres accidentes se produjeron en la zona de las curvas de Zorroza, lo que obligó a cortar la autopista en Barakaldo, sentido San Sebastián.


A las ocho menos diez se logró abrir un carril y a las nueve menos cuarto un segundo.

En los siniestros, resultaron heridas tres personas, una de ellas, la más grave, que fue trasladada al hospital de Basurto, viajaba en un camión y tuvo que ser rescatada por los Bomberos del interior del vehículo. En los accidentes también sufrieron lesiones, de carácter leve, otras dos personas, que fueron evacuadas al hospital de Cruces.

Mientras permaneció cortada la vía, la Policía Autónoma desvió el tráfico hacia el Corredor del Txoriherri.

Corte en la N-II en Candasnos (Huesca)

Un hombre murió en un accidente de tráfico ocurrido anoche en la N-II, en el término municipal de Candasnos (Huesca), en una colisión entre tres camiones que mantiene cortada la circulación en ambos sentidos.

Según la Subdelegación del Gobierno en Huesca, el accidente de circulación se produjo a las 22:30 horas de ayer, lunes, a la altura del kilómetro 408,300 de la carretera N-II, en sentido Madrid.

Uno de los vehículos implicados en la colisión fue un tracto-camión Volvo con semirremolque, con matricula de Portugal cuyo conductor no ha sido todavía identificado y que murió en el accidente.

La circulación está cortada en dicho punto desde la hora del accidente, ya que se está procediendo a la retirada de los vehículos implicados.