Cultura obligará al Metro a buscar una solución para no dañar la muralla
Restos de la muralla integrados en el aparcamiento de un edificio entre Callejones del Perchel y Eslava. (M. Mesa)
Así lo garantizó ayer el delegado de Cultura, Francisco López, después de que 20 minutos confirmara el hallazgo de parte de la muralla del arrabal árabe de Attabanin o «de los tratantes de paja» en Callejones del Perchel, por donde irán en subterráneo las Líneas 1 y 2 del suburbano. Por las obras de un edificio en esa calle, se tenían sospechas de que por allí estaba la muralla del arrabal árabe. Las catas lo han constatado, así como su orientación, que corta en perpendicular la calle, dijo López.

Con la información que maneja y a la espera de la excavación que autorizará «cuando el Metro quiera», Cultura cree que no hay problema, porque el suburbano circulará por debajo. Y en cuanto a la ejecución, tampoco. «Tendrá los muros pantallas muy cerca y lo único que pediremos es un proyecto de ingeniería para que la afección sea nula».