La ministra italiana negra a la que tiraron plátanos: "En plena crisis es un pecado tirar comida"

Cécile Kyenge ha dicho que no se siente discriminada y que es consciente de que como personaje públic está expuesta a distintas opiniones.
"Cuando me tiraron los plátanos, pensé que es un gasto, una burla a la pobreza, me pareció muy triste", ha afirmado en un acto en Colombia.
Cécile Kyenge Kashetu (Kambove, Katanga, 28 de agosto de 1964) es una oftalmóloga y política italiana nacida en la República Democrática del Congo.
Cécile Kyenge Kashetu (Kambove, Katanga, 28 de agosto de 1964) es una oftalmóloga y política italiana nacida en la República Democrática del Congo.
WIKIPEDIA / Provincia di Modena

La ministra de Integración de Italia de origen congoleño, Cécile Kyenge, fue noticia hace algunos meses tras ser víctima de insultos racistas. El vicepresidente del Senado italiano, Roberto Calderoli, la comparó con un orangután el pasado 14 de julio y unos días más tarde unos militares de un movimiento de extema derecha le arrojaron plátanos durante un acto de su partido.

Kyenge ha dicho este viernes en la III Cumbre Mundial de Alcaldes y Mandatarios Afrodescendientes que se celebra en Colombia que no se siente "discriminada" pese a las ofensas recibidas por el color de su piel.

"Yo no me siento discriminada, mi modo de pensar es diverso", ha afirmado la ministra al señalar que como personaje público está expuesta a distintas opiniones sobre sus acciones y eso enriquece la democracia, y ha añadido: "Yo sigo con mis funciones".

"Cuando me tiraron los plátanos pensé que es un gasto, una burla a la pobreza porque con tantas personas muriendo de hambre en plena crisis económica es un pecado tirar comida, me pareció muy triste", ha dicho sobre este episodio.

La titular italiana de Integración explicó que su labor está fundamentada en la defensa de los derechos de los ciudadanos, que se complementa con una campaña para luchar contra el racismo y para sensibilizar a la sociedad con actividades de integración que se hacen "en familia, a través de los deportes y en el trabajo". En este sentido, consideró que en Europa falta conciencia sobre la historia del continente, en alusión a los vínculos con África.

La ministra fue homenajeada ayer durante la inauguración de la cumbre por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien destacó durante su discurso que desde 2011 su país cuenta con una ley que condena las actitudes racistas y xenófobas.

Precisamente, Kyenge resaltó el derecho como un mecanismo que refuerza la lucha contra las actitudes de discriminación y dijo a los afrocolombianos que "pueden estar orgullosos de esa iniciativa".

La ministra de origen congoleño es una de los 350 líderes afrodescendientes internacionales que participan en este encuentro, que en esta tercera edición tiene como objetivo unir a los mandatarios negros del mundo y buscar herramientas para garantizar el desarrollo económico de estos pueblos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento