Esta semana podría haber complicaciones en los centros de salud de la provincia. El motivo, que la mayoría de los 171 enfermeros que acudieron en el año 2001 a una Oferta Pública de Empleo, en la que los participantes intentaban conseguir una plaza o mejorar la que ya tenían, cambiarán esta semana de puesto de trabajo, según informaron desde el sindicato de enfermeros Satse y desde la Consejería de Sanidad. Otras 79 plazas han quedado vacantes.

La lista definitiva de plazas se publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado, en una orden que concede tres días de plazo para cesar en el antiguo puesto y tomar posesión en el nuevo. «Para la mayoría de profesionales afectados es así», indican desde Satse. «Aunque hay casos, como los que vengan desde otras localidades, que tienen hasta un mes», confirman desde la Consejería.

Complicaciones

El problema surge porque los cambios se producirán en un plazo de tiempo corto y en algunos centros de salud, «como las Delicias o la Rondilla», variarán ocho de los once enfermeros de la plantilla.

 «Desde que se produzcan los ceses hasta que se tome posesión tendrá que ir un par de días personal sustituto y luego, cuando se ejecuten las incorporaciones, deberán hacerse al nuevo puesto, porque hay muchos que van desde los hospitales a la atención primaria, y no es lo mismo», explicó la secretaría provincial de Satse, Silvia Sáez, quien subrayó que es posible «que haya caos en los centros de salud».

Incorporaciones: 34 enfermeros han logrado su plaza en la Residencia, 67 en el Clínico, 17 en el Hospital de  Medina del Campo y 62 en los centros de salud.

Desde 2001 y con muchas quejas

La oferta pública de empleo fue convocada por el Ministerio de Sanidad en 2001, antes de las transferencias a las autonomías. Sin embargo, hasta ahora no se ha resuelto, ante las continuas irregularidades. La última, «que acabará en los tribunales», según Satse, la forma en la que se solicitaban las plazas. «Para elegir había que rellenar cerca de 1.800 códigos (uno por cada plaza) y si te equivocabas en uno invalidaban la solicitud y te sancionaban con la excedencia voluntaria», dice Silvia Sáez.