El encuentro podría celebrarse dentro de tres o cuatro semanas, dijo un alto responsable estadounidense.