El Ayuntamiento de Morón es para la Junta un «obstáculo constante» para la restauración del Guadaíra. Ecologistas en Acción va más allá y acusa al alcalde, Manuel Morilla, de no multar diez vertidos ocurridos de 2005 a 2006. Mientras, otro grupo ecologista formalizó ayer ante la Fiscalía una denuncia por los vertidos.