Así lo acordaron ayer el Ministerio de Educación y la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa en un convenio por el que se financiará con 130 millones de euros la apertura de estas nuevas instalaciones científicas y técnicas singulares (ICTS) en 2009.

La mayor parte de esa inversión, 103 millones, irá para el Complejo Tecnológico Aeronáutico de Sevilla, que estará constituido por un Centro de Tecnología Aeroespacial Avanzada, en el Parque Tecnológico Aerópolis, y otro de Simuladores de Vuelo y Entrenamiento de Pilotos, junto al aeropuerto de San Pablo.

En Almería se ubicará la tercera instalación, dedicada a las energías renovables. Además, se prevé completar el mapa con otros cinco repartidos por Córdoba, Cádiz, Málaga y Jaén.