Además, cada año aumenta más esta necesidad. En concreto, un 7,94% en 2006, en relación a los doce meses de 2005. De todas formas, aunque es un buen crecimiento, similar al de otras comunidades, como Andalucía o Valencia, está muy por debajo del de Madrid y Barcelona, comunidades que aglutinan la demanda de empleo cualificado; en estas dos regiones las ofertas a profesionales como arquitectos, directores de empresa y economistas crecieron un 38%.