Te quiero blanco: razones para usarlo en el dormitorio

  • Las paredes se ensanchan, los techos suben y el espacio parece más grande.
  • Combina con cualquier color (pasteles, vivos, neutros…) y cualquier estilo.
  • Se caracteriza por su capacidad de reflejar la luz por toda la estancia.
El uso del blanco combina con todos los colores y aun con todos los estilos.
El uso del blanco combina con todos los colores y aun con todos los estilos.
IKEA

Que la decoración no nos confunda: el dormitorio es ante todo un lugar de descanso. Es el espacio en el que llevamos a cabo ese ejercicio básico de salud (tan importante como comer y beber) que es dormir. Por lo tanto debe ser una estancia que genere una sensación acogedora, relajante y nada agobiante.

Elegir el color blanco para decorar nuestro dormitorio puede ayudarnos a lograrlo. Como nos recuerdan en Fotocasa, el blanco genera una sensación de luminosidad y amplitud, del mismo modo que da impresión de frescura, limpieza y pureza. Virtudes éstas que repasamos en detalle.

Una sensación acogedora y relajante

Bien sea un espacio blanco en su totalidad o uno con pinceladas de otros tonos, su uso, como el de otros colores neutros, nos proporciona esa sensación relajante y acogedora que tanto buscamos en un espacio dedicado al descanso como es el dormitorio.

Calidez pero también frescura

Un ambiente cálido y acogedor no tiene por qué estar reñido con la frescura y la viveza. Los espacios en blanco así lo demuestran, aportando una agradable y placentera sensación de confort, sin llegar a resultar aburrida o agobiante.

Espacios más amplios

Una de las principales ventajas del color blanco es su capacidad para ampliar las estancias visualmente. Las paredes se ensanchan, los techos suben y el espacio parece mucho más grande gracias al blanco. Por esto mismo, resulta perfecto para dormitorios pequeños.

Combina con todo

Lo mejor del blanco es que combina con cualquier color: pasteles, vivos, otros neutros, negro... Y no sólo eso, el color blanco combina con cualquier estilo: minimalista, vanguardista, vintage, ecléctico, clásico, etc.

Ambientes más luminosos

Perfecto para dar más luminosidad a dormitorios interiores u oscuros, el color blanco se caracteriza por su capacidad de reflejar la luz por toda la estancia, Combinado con espejos multiplicaremos ese efecto.

Sensación de limpieza

El color blanco, al generar una sensación de luminosidad y amplitud, también crea una imagen de limpieza y pureza en la estancia.

Un dormitorio elegante

El blanco transmite elegancia, sea cual sea el estilo de la estancia. Además, es un color que fomenta la creatividad, permitiéndonos crear rincones únicos, relajantes y visualmente atractivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento