Nerea pide la paz metralleta en mano
Esta joven es una militante por la paz que recorre Alicante.F. González
No le gusta la actitud de los Estados Unidos y se propone llamar la atención hasta de los policías de la ciudad, ya que su curiosa iniciativa la ha llevado a las puertas incluso de la comisaría de la Policía Nacional de la calle Médico Pascual Pérez, en pleno centro.
«Muchos alicantinos se han hecho fotos conmigo», dice orgullosa. Añade que su única intención es mostrar su contrariedad por los conflictos armados y los ataques de los Estados Unidos.

«Todos tendrían que llevar armas como las mías», prosigue Nerea, «los EE UU sólo quieren guerra por sus propios intereses y no comparto el envío de más tropas a Irak».

Asegura que la respuesta de la gente ha sido muy positiva y los comentarios muy elogiosos, pero, no obstante, «no encuentro el apoyo necesario por parte de algún grupo que comparta mis opiniones», lamenta esta combatiente por la paz.