Pintura «interruptus» en la fachada del convento
Los trabajos, como se ve en la imagen, quedaron a medias. Francisco GTonzález
Pero los trabajos, como se ve en la imagen, quedaron a medias. Los operarios sólo pintaron la mitad del friso que está por debajo de la cúpula, lo que se ve desde la calle. Los vecinos de este barrio han mostrado su descontento y califican la obra como de «chapuza».