Un estudio de la Fundación de Cajas de Ahorro sitúa a Barcelona como la provincia con el nivel de vida más caro, un 24% más que Badajoz, la más barata en 2005.

La cesta de la compra se sitúa un 9,5% por encima de la media. Girona y Lleida también se hallan entre las más caras de España.

Muestra de ello puede ser la concentración en Barcelona del 39,3% de la oferta de viviendas de lujo. Son 35 promociones con 1.100 viviendas con un valor medio de 1,2 millones. Madrid se sitúa por delante con 1.350 casas de alto nivel.

Por otro lado, el precio de compraventa de la vivienda en Barcelona subió  en 2006 (17%), más que el del alquiler (12%).