Los cortes de calles y las obras atascan vías de acceso al centro
Las calles del Actur sufren más atascos por las obras del carril-bus. (F. S.)
Si el tráfico en el centro de la ciudad ya sufre a diario continuos atascos, el corte del puente de Piedra provocó ayer mayores retenciones, sobre todo en el puente de Santiago y en la plaza de España. Cruzar el Ebro o recorrer el Coso desde plaza San Miguel hasta César Augusto, costaba ayer entre 10 y 15 minutos.

Las obras de Echegaray y Caballero han obligado a cortar el tráfico en el puente de Piedra hasta el 28 de febrero, por lo que los coches que circulan por el citado paseo deben seguir hasta San Vicente de Paúl o la glorieta del Sol. Por eso, ayer, esta vía sufrió más atascos de lo habitual, lo que afectó a toda la zona, sobre todo, al puente de Santiago y al Coso. «Cruzar la plaza de España ha sido toda una odisea», explica un conductor de autobús.

Las horas punta fueron las más complicadas, aunque el tráfico funcionó mal durante todo el día. «La circulación va tan justita, que un mínimo corte tiene efectos graves», señala otro conductor.

Las obras de Galán Bergua, que desvían dos líneas de bus, el corte en Reyes de Aragón para reparar una sima, las obras en la arteria central de Valdefierro, las del carril-bus del Actur y el cambio de carril en Violante de Hungría, también complicaron la circulación en otras zonas, extendiendo los atascos a toda la ciudad.