Dos pateras llegaron a las costas canarias con un total de dieciséis inmigrantes a bordo, entre ellos tres menores, según un portavoz del servicio de emergencias 112 del Gobierno canario.

En Lanzarote, la Policía local del municipio de Yaiza detectó a las 21.35 horas la entrada de una patera en Puerto Calero cuyos siete ocupantes, entre ellos tres menores, todos con buen estado de salud, fueron detenidos por las Fuerzas de Seguridad.

La segunda patera, con nueve inmigrantes, alcanzó a las 21.30 horas la Costa del Silencio, al sur de Tenerife, en el municipio de Arona.

Todos los ocupantes de esta patera permanecen custodiados por la Guardia Civil y la Policía local a la espera de la valoración de su estado de salud por los servicios sanitarios.

Por otra parte, la Policía Local de Haría detuvo a trece inmigrantes, entre ellos dos menores, que habían logrado desembarcar de una patera a las 20.00 horas en la costa norte de Lanzarote sin ser detectados, mientras que un número desconocido de sus ocupantes se dispersó por la zona, indicó a Efe un portavoz del servicio de emergencias 112 del Gobierno canario.

La barquilla alcanzó la costa norte de Arrieta, en una cala de la zona de Punta Mujeres, situada frente a un restaurante, cuyos clientes presenciaron el desembarco de sus ocupantes.

En busca de una patera perdida

Además, la sala del 112 de Las Palmas recibió sobre las 15.00 horas una llamada de alerta realizada desde un teléfono móvil por una persona que hablaba francés y que aseguró ser el ocupante de una patera.

El informante no supo precisar en qué lugar se encontraba la barquilla, si bien afirmó que había salido el pasado sábado desde El Aaiún.

Las gestiones realizadas hasta el momento con los distintos operadores de telefonía móvil no permitieron conocer desde qué lugar se realizó la llamada y los servicios de emergencias tampoco han podido volver a contactar con el informarte.

El 112 alertó de esta llamada a la Guardia Civil y a Salvamento Marítimo, que durante toda la tarde rastrearon por mar la zona este de las islas más orientales de Canarias.

El dispositivo de búsqueda investiga si esta patera sigue perdida o es una de las que ya ha llegado.