El Concello ha querido despejar cualquier tipo de duda acerca de la aplicación de la nueva Ley del Consumidor y ayer hizo pública la propuesta que le ha hecho llegar a las empresas concesionarias de este servicio. El parking de Rosalía empieza hoy a aplicar esta norma y cobrará 2,4 cts. por minuto.

El propósito principal del Gobierno municipal es que «no suban las tarifas», según explicó ayer su portavoz, José Manuel Figueroa. Tanto es así, que el edil se empleó en términos muy claros: «Tenemos que aplicar esta Ley y el Concello está dispuesto a llegar hasta el final con todas las consecuencias para salvaguardar los intereses de los vigueses».

Esta declaración de intenciones se produce después de que los parking mostraran la semana pasada su disconformidad con una nueva Ley que, según ellos, les va a hacer perder dinero. De ahí que su intención sea la de aprovechar la coyuntura para subir los precios. Así las cosas, parece que las negociaciones que se iniciarán la semana próxima, serán bastante acaloradas. Y no es de extrañar que los aparcamientos se citen esta semana para tratar de llevar una propuesta conjunta a la reunión con el Concello.

Por el momento, el borrador que presentó ayer Figueroa no es más que el resultado de dividir la actual tarifa por hora entre 60, lo que daría el precio del estacionamiento por minuto. Según estos datos, el parking más caro seguiría siendo el de la Porta do Sol, que cobraría 2,66 céntimos por minuto; y el más barato, el de Praza Elíptica, a 0,66 céntimos.

Tal como estipula la Ley, todos los aparcamientos públicos deben establecer este sistema de cobro antes del 31 de agosto y los privados, antes del 31 de mayo.