Valencia abre los primeros 40 expedientes a clientes de prostitutas en solo tres días

  • La Policía Local los ha fichado por requerir los servicios de las meretrices en las calles del barrio de Velluters.
  • La nueva ordenanza entró en vigor el pasado lunes.
  • Todos estaban a menos de 200 metros de un colegio.
  • Si reinciden, la multa será de hasta 2.000 euros.
Imagen de archivo de dos prostitutas.
Imagen de archivo de dos prostitutas.
ARCHIVO

"Estábamos reclamando la aprobación de la ordenanza de prostitución desde hace 4 años y por fin se ha puesto en marcha. Esperamos que sirva mejorar la seguridad y la convivencia en Velluters".

Así se ha manifestado el portavoz de la Asociación de Vecinos de Velluters, Ricardo Burguete, tras conocer las primeras actuaciones de la Policía Local en este barrio valenciano literalmente tomado por los proxenetas que obligan a decenas de mujeres a prostituirse.

La nueva normativa municipal entró en vigor el pasado lunes y, desde entonces, según han informado fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, los agentes han levantado actas de advertencia a 40 clientes por requerir los servicios de las meretrices en plena calle y a menos de 200 metros de un colegio, lo que está tipificado como falta grave.

Los agentes reflejan todos los datos del infractor en estas actas y, según explicaron las mismas fuentes, si estos mismos individuos reinciden y vuelven a saltarse la ordenanza, será cuando se les aplique la sanción. En este caso, el texto prevé un multa ecónomica de 2.000 euros.

La Policía Local intensificará los controles a partir de la semana que viene, puesto que actualmente la mayoría de los agentes están recibiendo cursos de formación en las unidades de distrito sobre el procedimiento a seguir a la hora de poner las denuncias.

La ordenanza prevé sanciones de entre 300 y 2.000 euros para los clientes de las prostitutas y sus proxenetas por la realización de servicios sexuales retribuidos en la vía pública.

Aunque en principio el texto también preveía multas para las meretrices, finalmente el PSPV logró eximirlas al ponerlo como condición para apoyar la normativa. Sin embargo, tanto Compromís como Esquerra Unida se opusieron al texto al considerarlo exclusivamente sancionador e insuficiente para acabar con el problema.

Los vecinos llevan años solicitando una solución a este problema por la situación de acoso que viven por parte de los proxenetas.

"La solución pasa por cerrar locales"

Desde la Coordinadora vecinal de Ciutat Vella se mostraron escépticos ayer ante la aplicación de la nueva ordenanza: "Aunque es cierto que vemos más policía por las calles, creemos que solo con sanciones no se va a solucionar el problema. Mientras no cierren los locales en los que se ejerce la prostitución, no habrá nada que hacer". Además, reclamaron atención sanitaria para las mujeres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento