El chileno César Matamala fue detenido en la ciudad de Valdivia, por estafar 220 mil dólares (más de 170 mil euros) al portal estadounidense de comercio electrónico Amazon.com.

Desde 1999, el detenido ha realizado más de 2.000 transacciones ilícitas con tarjetas de crédito ajenas aún no emitidas.

Los delitos de Matamala consistían principalmente en la compra de objetos tecnológicos que pagaba con tarjetas de crédito a punto de emitirse a nombres de otras personas.

Para ello utilizaba un software que desarrolló aprovechando sus conocimientos de ingeniería informática.

Las denuncias fueron realizadas por distintas entidades bancarias de todo el mundo, lo que derivó en un pedido de detención a Interpol, que identificó al usuario tras rastrear la dirección IP del ordenador desde el que realizaba las operaciones.

El cracker. que asegura que sólo buscaba "asumir nuevos desafíos", se enfrenta a una pena de entre 61 días y cinco años de prisión.