La comisaría central de Mossos en Sabadell
El complejo central de Mossos en Sabadell. JORDI PUJOLAR/ACN

El artefacto que los Mossos d'Esquadra han encontrado este lunes sobre las 8.00 horas en el parking de su comisaría de Tortosa (Tarragona), era un explosivo casero, que no ha detonado, y que ha sido retirado por Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX).

Según han explicado a Europa Press fuentes de la policía catalana, el explosivo consistía en una botella de plástico que contenía en su interior una pequeña botella de camping gas y unos clavos, lo que denota "el grado chapucero del aparato".

"La entidad del objeto era más la intimidación que la posibilidad de causar daño", han declarado los Mossos, que barajan la posibilidad de una broma o de que lo haya hecho alguien resentido, ya que no se trata de un explosivo profesional, han sentenciado.

Durante la retirada de la bomba, que parecía manipulada para intentar que explotara, los agentes han precintado el parking exterior de la comisaría —situada en la calle Ferran Arasa de Tortosa—, aunque no se ha desalojado todo el recinto policial.

La Unidad de Investigación de los Mossos d'Esquadra estudia qué ha podido pasar y quién ha puesto el explosivo en el parking, ya que si se ha entrado en el recinto, el presunto culpable podría haber sido grabado por las cámaras de seguridad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.