G-20
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, asiste al segundo día de la cumbre del G20 en San Petersburgo (Rusia). EFE/Grigoriy Sisoev/Host

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha pedido este viernes celeridad al Consejo de Seguridad de la ONU en la investigación sobre el uso de armas químicas en Siria y ha aplazado hasta entonces la decisión que la comunidad internacional debe tomar al respecto.
 
"A partir de ahí ya veremos", ha señalado Rajoy al exponer la posición española ante la situación en Siria en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre del G20 celebrada en la ciudad rusa de San Petersburgo. Una cumbre en la que el jefe del Ejecutivo español ha asegurado que en la conversación que ha mantenido con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, éste no le ha pedido apoyo a una intervención en territorio sirio.

Rajoy ha señalado que la comunidad internacional debe dar una respuesta clara y firme ante el uso de armas químicas, supuestamente por parte del régimen de Damasco, y que por ello es necesario que continúe la investigación al respecto llevada a cabo por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"Es importante que el Consejo asuma sus responsabilidades de acuerdo con la legislación internacional, queremos una solución política bajo la iniciativa de la paz en Ginebra y debemos seguir haciendo esfuerzos para resolver los gravísimos problemas humanitarios en Siria", ha subrayado. Ante esos problemas humanitarios Rajoy ha recalcado que "algo habrá que hacer" y espera que se haga, pero ha insistido en que es necesario dialogar.

Reunión con David Cameron

Por otro lado, Rajoy ha dicho que en las dos conversaciones que ha mantenido en las últimas horas con el primer ministro británico, David Cameron, "se han sentado las bases para un diálogo" sobre Gibraltar y se ha mostrado convencido de que "terminará bien para todos". 

Rajoy ha señalado que ha mantenido dos encuentros con Cameron -uno a última hora del jueves y otro este viernes- y que la "sintonía personal es buena" y las conversaciones "han sido útiles".

"Hemos quedado en seguir conversando", ha avanzado Rajoy, quien ha reconocido que "cada uno tiene su posición" sobre Gibraltar, después del conflicto diplomático entre los dos países en el mes de agosto. "Es evidente que ahí hay un problema, que nadie tiene interés en tener problemas, y es evidente que hay que dialogar", ha manifestado Rajoy.