Vida cotidiana en Siria
Numerosos ciudadanos sirios caminan por el mercado de Al-Bzoureya, en el casco antiguo de Damasco. Youssef Badawi/ EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama, no cuenta aún con los respaldos necesarios para sacar adelante en el Congreso su propuesta de llevar a cabo un ataque "limitado" contra Siria en respuesta al uso de armas químicas, según EE UU, por parte del régimen de Bachar al Asad.

Según Politico, que basa su información en fuentes republicanas y demócratas en la Cámara de Representantes, si se celebrase ahora una votación en la Cámara baja, el presidente sufriría un duro revés. Dado que parece probable que el Senado dará su visto bueno a la intervención la próxima semana —aunque la votación podría aplazarse— después de que la Comisión de Exteriores de la Cámara alta la avalara este miércoles, los esfuerzos del Gobierno están centrados ahora en convencer a los representantes.

De acuerdo con este portal de noticias, responsables de la Administración Obama han contactado directamente con un tercio de los miembros del Congreso en las dos últimas semanas —al menos 60 senadores y 125 representantes— y, según la Casa Blanca, esos contactos van a seguir en los próximos días.

Según asesores de los líderes republicanos, que están contando votos pero no alentando una postura, actualmente hay una o dos decenas de representantes a favor de la intervención, aunque esta cifra aumentaría algo más.

Así, prevén que entre 50 y 60 republicanos voten a favor junto con el presidente de la Cámara, John Boehner, y el líder de la mayoría republicana en la misma, Eric Cantor. Esto supone menos de un tercio de los representantes republicanos en la Cámara baja.

De mantenerse ese resultado, Obama necesitaría que la vasta mayoría de los 200 demócratas de la Cámara vote a favor de su propuesta, si bien, los demócratas reconocen que la líder de la minoría, Nancy Pelosi, solo cuenta con entre 115 y 130 votos favorables.

Siria pide compromiso para dialogar

Al Congreso de EE UU se ha dirigido este viernes el portavoz del Parlamento sirio, Mohamed Laham, para pedirle que bloquee el posible ataque. Laham ha calificado la intervención de "irresponsable" e "imprudente", según informa la agencia estatal de noticias Mena.

En una carta abierta al presidente de la Cámara de Representantes estadounidense, Laham ha pedido que haya un compromiso para dialogar y solucionar la crisis en Siria.

Laham considera que Damasco y Washington no deberían ser "enemigos sino aliados" en la lucha contra el terrorismo, del que las autoridades sirias acusan a los grupos rebeldes.

El portavoz del régimen sirio ha enviado una invitación a una delegación estadounidense para que visite pronto Siria y mantenga conversaciones en el terreno antes de tomar cualquier decisión.