Firmas contra los recortes en la atención a niños autistas
María Teresa (segunda por la izquierda) entrega enla Consejería de Educación las firmas contra los recortes en la atención a niños con discapacidad.

María Teresa Martínez, madre de un niño con autismo, entregó este viernes más de 60.000 firmas para exigir a la Comunidad de Madrid que no precarice los puestos de trabajo de los técnicos de integración social que atienden a los alumnos con autismo en los colegios públicos de la región.

Como informó 20minutos, la Consejería de Educación ha decidido no renovar a los especialistas escolares con más experiencia que atienden a niños con discapacidades o con trastornos sensoriales o motrices. Ello incluye enfermeros, técnicos, fisioterapeutas, educadores e integradores sociales escolares. En su lugar, y para no tener que hacerles un contrato fijo como obliga la ley, incorporará a personas con menos experiencia.

A las puertas del departamento que dirige Lucía Figar, donde registró las firmas conseguidas a través de la plataforma Change.org*, María Teresa alertó de que esta práctica constituirá un perjuicio para los niños. "No podemos permitir que se juegue con las personas más vulnerables de nuestra sociedad, los niños con necesidades educativas especiales, y que ellos terminen siendo otras víctimas más afectadas por los recortes".

Atención complementaria

La reivindicación de los padres está apoyada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y la Asociación de Padres de Personas con Autismo (Apna). Además, la Federación de Autismo de Madrid y los colegios profesionales a los que pertenecen los trabajadores están apoyando la interposición de demandas ante los tribunales.

Es muy importante que los niños tengan confianza y estén acostumbrados a sus terapeutasJosé Miguel Sánchez, padre de una niña con autismo y fundador de la Asociación Sureste del Trastorno Espectro Autista (Surestea), denuncia que la decisión de la Consejería de Educación supone un nuevo paso atrás en la atención a los menores con necesidades especiales.

"El año pasado ya retiraron a muchos alumnos la atención complementaria que se daba en los colegios públicos por los recortes. En el caso de los chavales con autismo, es muy importante que tengan confianza y estén acostumbrados a sus terapeutas. Cambiárselos de golpe afecta a su desarrollo", critica.

Varios padres afectados esperan reunirse la próxima semana con la consejera Lucía Figar para exigirle que rectifique en sus políticas.

* Change.org no comprueba los datos de todos los firmantes de las peticiones. La compañía asegura que aplica filtros que impiden fraudes masivos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.