Alfredo Pérez Rubalcaba
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunió con jóvenes becarios universitarios para debatir y formular propuestas sobre el presente y el futuro de las becas en nuestro país. HIDALGO / EFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tachado este viernes la actual política de becas del Gobierno de Mariano Rajoy de "cruel y estúpida" y ha lamentado que "destrozará la vida de muchos jóvenes", durante un encuentro con jóvenes universitarios en la sede del partido en Ferraz.  

Ha reiterado que recurrirán "ante los tribunales y el Parlamento" el Real Decreto que regula las becas y ayudas al estudio Así, Rubalcaba ha alertado de que el próximo curso se va a producir una "sangria de becarios", al tiempo que ha reiterado que recurrirán "ante los tribunales y el Parlamento" el Real Decreto que regula las becas y ayudas al estudio.

A su juicio, la política educativa del Gobierno ataca "frontalmente" la igualdad de oportunidades pues, mientras "un joven rico" podrá estudiar sacando un cinco, "un joven pobre se irá a la calle con un cinco".

No obstante, ha indicado que el PSOE no se opone a pedir "un esfuerzo" a los becarios pero sí que a se les pida "un esfuerzo excepcional". Por ello, convencido de que el PSOE ganará las próximas elecciones y gobernará España, ha adelantado que, en este caso, cambiarán "inmediatamente" tanto la política educativa como la reforma laboral.

Rubalcaba también ha afirmado que la propuesta hecha desde la Universidad de Málaga para que los ciudadanos apadrinen a alumnos con pocos recursos es "un grito de socorro" para intentar evitar que algunos estudiantes dejen de estudiar.

El líder socialista ha recalcado que debe ser el Estado el que garantice el derecho a la educación, pero que no será él quien no deje a una empresa que patrocine a las universidades.

"El Estado debe garantizar la igualdad"

Rubalcaba se refería así a la propuesta de la rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, que sugirió que se formara una bolsa de particulares que quisieran apadrinar a alumnos con pocos recursos, señalando que ella ha lanzado "un grito de socorro", aunque es "una idea que se puede discutir".

"No seré yo quien diga a las empresas que no echen una mano" —ha insistido Rubalcaba— pero "el Estado tiene que garantizar la igualdad de oportunidades".

Además, ha explicado que hoy en día se están tomando algunas medidas por esta problemática desde las propias universidades como ofrecer becas propias y pedir ayudas a los municipios para que los alumnos con dificultades económicas puedan seguir sus estudios.

"Hay un principio que es que al Estado le corresponde garantizar que un estudiante llegue tan lejos como pueda en función de sus capacidades y esfuerzo, independientemente de lo que ganen sus padres", ha añadido.