Se rebaja a 200 euros la cantidad total de los tributos anuales para poder suscribirse a la cuenta tributaria municipal

Se amplia también la exención de la tasa de basuras, al elevarse el límite mínimo del valor catastral

El Ayuntamiento de Valladolid ha presentado este viernes el proyecto de modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2014, que incluye la congelación de las tasas e impuestos municipales, algo que el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, ha relacionado con la mejora de la "situación global" en la economía de la ciudad.

El edil ha explicado los cambios en la normativa tributaria de Valladolid para el año 2014 en una rueda de prensa, en la que ha aseverado que la mejoría en los datos económicos del Consistorio ha llevado al equipo de Gobierno a pensar que los ciudadanos "ya han hecho bastantes sacrificios por el momento".

De esta manera, los impuestos municipales se congelan en 2014 por segundo año consecutivo, a lo que se suma el mantenimiento de las cuantías de las tasas, algo que no sucedía, en la mayoría de ellas a excepción de la de aparcamiento regulado por la ORA, desde la Ordenanza correspondiente a 2010.

No obstante, ha apuntado que esta decisión supondrá un "esfuerzo" para el Ayuntamiento vallisoletano, pues se estima que la congelación, sumada a las seis nuevas bonificaciones y exenciones que se incluyen, puede suponer una reducción de "entre 500.000 euros y un millón" con respecto a la recaudación prevista para este ejercicio.

Entre los impuestos, el edil ha destacado el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles, en el que se ha garantizado el mantenimiento de la cláusula que evita la "doble imposición" si el Gobierno de España decreta una modificación al alza de los valores catastrales. Así, si incrementan éstos, el tipo impositivo se reducirá en la misma proporción.

En cuanto a las tasas municipales, el protagonismo corresponde a la tasa de basuras, que se ha introducido por primera vez en el presente ejercicio y que, como ha aseverado Alfredo Blanco, "en ningún momento se ha replanteado".

Sin embargo, para 2014 se incluye alguna ventaja para determinados ciudadanos, como por ejemplo la ampliación de la exención del pago a los titulares de viviendas cuyo valor catastral sea inferior a los 20.000 euros, un límite que este 2013 estaba fijado en 15.000 euros. Según el concejal, este cambio va a beneficiar a unas 20.000 personas que, en muchos casos, viven una situación económica complicada.

Alfredo Blanco ha reiterado las justificaciones del Ayuntamiento para el cobro de esta tasa, pues ha insistido en que Valladolid era una de las pocas capitales de provincia españolas que no cobraba por el concepto de recogida de basuras, al tiempo que ha vuelto a defender que nunca ha estado integrada en el IBI. A este respecto, ha querido restar valor al argumento, defendido por la oposición y las asociaciones vecinales, pues ha aseverado que "si fuera cierto, se habría presentado algún recurso contra el cobro de la tasa".

Cuenta tributaria municipal

Otra novedad para esta tasa de nuevo cuño es que se podrá incluir por primera vez en la cuenta tributaria municipal, un aspecto en el que también se producen cambios, pues si hasta ahora contaba con un límite mínimo para solicitarla de 300 euros al año con la suma de todos los impuestos y tasas que adeuda el ciudadano, se rebaja la cifra a 200 euros. Con la citada ampliación, más de 130.000 ciudadanos podrán elegir pagar sus tributos locales a través de este sistema.

Este pago aplazado a 12 meses, que también ha sido una novedad en el ejercicio 2013, se podrá solicitar durante el mes de noviembre, mientras que los contribuyentes que ya lo hubieran solicitado para este año continúan suscritos de manera indefinida, salvo que ahora no cumplan alguno de los requisitos establecidos.

Alfredo Blanco ha querido subrayar que esta modificación tiene un "marcado carácter social", ya que además de este congelación se buscará el principal objetivo de favorecer la creación de empleo, para lo que se crean nuevas exenciones fiscales destinadas a parados y jóvenes emprendedores, y se amplía la exención de pago de la nueva tasa de recogida de residuos a los titulares de viviendas de valor catastral inferior a 20.000 euros.

De esta manera, se establece una reducción del 50% de la tasa por expedición de documentos referidos al cambio de titularidad de negocios como medida diseñada para favorecer la actividad económica en la ciudad. Esta tasa, asimismo, añade la exención total —hasta ahora favorecía sólo con el 50 por ciento menos— para los jóvenes menores de 30 años que inicien por primera vez una actividad económica y para todos los parados —este año la exención beneficiaba a los de larga duración—.

También, "con el fin de fomentar el empleo estable, el autoempleo y la actividad económica", se ha modificado la ordenanza reguladora de las tasas por licencias ambientales, en la que también se deja exentos del 100 por cien del importe a los parados y a los jóvenes emprendedores menores de 30 años.

En el IBI, se incorpora una nueva bonificación del 50 por ciento de la cuota para los propietarios de fincas urbanas ubicadas en "zonas singulares" del municipio que se caracterizan por la preeminencia de actividades agrícolas o ganaderas, cuando en dichas fincas dispongan de un nivel de infraestructuras o servicios inferior al existente en zonas consolidadas del municipio y el tipo de construcción esté destinado al desarrollo de actividad agropecuaria.

Por último, se mantienen todos los beneficios fiscales existentes, que se han implantado de manera progresiva en los últimos años. En este sentido, Blanco ha destacado que durante el periodo 2008-2011 más de 41.000 contribuyentes se acogieron a estas bonificaciones, por un importe de 13,7 millones de euros, con un incremento del 156 por ciento en el número de beneficiarios, entre el primer y el último año del periodo.

Sólo en 2012 un total de 11.519 vallisoletanos se ha beneficiado de las bonificaciones existentes en los tributos municipales, por un importe global de 5.165.439 euros, lo que representa un incremento del 4,6 por ciento en el número de beneficiarios y de un 24,9 por ciento en los importes bonificados, en relación al ejercicio anterior.

En definitiva, Blanco ha querido recalcar que el equipo de Gobierno cumple su "triple compromiso electoral" en materia impositiva de no incrementar los impuestos por el encima del IPC del mes de agosto, que aún no se conoce en concreto pero que según la previsión del INE será de un 1,5 por ciento. También, a juicio el concejal de Hacienda, se contiene la presión fiscal y se mejora el catálogo de bonificaciones.

En este sentido, Alfredo Blanco ha citado unos datos económicos que señalan que el Ayuntamiento "gestiona bien los recursos", pues si en 2012 los ciudadanos contribuyeron con una media de 406 euros en materia de impuestos y tasas, las arcas municipales destinaron 771 euros por habitante al mantenimiento de los servicios municipales.

Como ha resumido el edil, las "cuentas saneadas y equilibradas", la liquidez que permite atender "todas las obligaciones de pago" y satisfacer las facturas de proveedores en un plazo medio de 28 días y una deuda financiera que a 31 de diciembre supondrá el 65 por ciento de los ingresos corrientes, permiten que en 2014 "quede más dinero en el bolsillo de los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.